Archivo de la etiqueta: tortilla de patata

La Cañía: potencia nuclear

A pesar de las muchas decepciones y sobresaltos, en El Perolo seguimos con nuestra incansable búsqueda y clasificación de aquellos pinchos de tortilla que merezcan la pena darse un paseito a la hora del café. Casualidad, o no, nuestra última excursión por el cogollito del Santander más fino se saldó con un verdadero muro de las lamentaciones en forma de tortilla-ladrillo en el Santemar. Así que, preocupados porque en lo más elegante y atestado en verano de nuestra ciudad no pudiésemos encontrar una buena tortilla digna, decidimos probar con uno de los clasicazos de la zona: La Cañía.

Pocos sitios con más solera en el Sardinero podemos encontrar: aquí miles y miles de personas se han tomado el último café (o tila) antes de enfrentarse a la hercúlea prueba de aprobar el carné de conducir en una ciudad en la que las interminables cuestas y rotondas hacen las delicias de los examinadores más sádicos, que pasean a los aspirantes por los más increíbles vericuetos con saña y demencia propias del mismísimo Edward Hyde.

Como somos fáciles de autoconvencernos, pensábamos que la tortilla seguramente sería buena, pudiendo ejercer tanto de recompensa al triunfador como de consuelo al derrotado. Por desgracia para nosotros, pasamos en un momento en el que, maldito destino, la única tortilla disponible era de paleta ibérica y alioli. No es la primera vez que probamos la combinación pero, desde luego, no está en nuestras favoritas.

DSC_0082

Desmenucemos la tortilla. Partimos de una base bastante cuajada, aunque sin llegar al ladrillismo más extremo. Aunque somos partidarios de tortillas más cremosas, somos conscientes de que la tortilla cuajada tiene sus buenos adeptos y que, si se consigue mantener en un punto de jugosidad adecuado puede tener una calidad aceptable. Este era el caso, aunque un puntito más de fritura a las patatas o la cebolla hubiese hecho del conjunto algo  más sabroso y rico en matices.

Respecto de la cobertura, la potencia nuclear del alioli anula cualquier posibilidad de un veredicto positivo. Ese alioli extremadamente fuerte hace que, durante varias horas tu paladar y lenguas parezcan arrasadas por un ensayo balístico iraní, donde cualquier paluego es una pequeña tortura. La paleta, además, se sirve en una loncha imposible de negociar con ella: difícil de partir, así que hay que comerla de una vez o realizar complejas maniobras de corte con instrumental propio de Bricomanía.

Del café no os podemos decir nada, porque nos sabía a alioli. Palabra.

En definitiva, podría ser una tortilla decente cuajada pero el misil que lleva por cobertura anula cualquier posible juicio positivo. Esperemos probar alguna de las otras variedades y que reserven esta para acabar con los vampiros: seguro que Van Helsing daría buen uso de ella.

Dirección: Joaquín Costa, 45. Santander

Cantidad: tamaño decente. 
Calidad: El alioli extremo anestesia la boca como el listerine.
Presentación: Es una tortilla.
Servicio: Profesional.
Precio: 290 céntimos de vellón. 2'90 euros. Un pasote.
Anuncios

Oh La lá! Bistro, el pincho que pudo reinar.

Como ya sabéis a los peroleros hay dos platos que nos obsesionan, las croquetas y la tortilla, y siempre andamos a la búsqueda de los mejores lugares para comerlos.

Como si fuésemos Indiana Jones en busca del Santo Grial está vez nos hemos acercado hasta el Oh, la lá!, donde ya habíamos estado antes de iniciar nuestro blog, y de donde manteníamos el recuerdo de haber comido uno de los mejores pinchos de tortilla campera del mundo mundial.

Con ese recuerdo en la cabeza y las papilas gustativas salivando por la esperanza de volver a comer uno de los mejores pinchos de Santander, nos adentramos en el local.  Nos acercamos a la barra y pedimos pincho de tortilla y café, un desayuno tan clásico como que el PP gobierne en Santander o ya no…

Tortilla_patata_ohlala

La primera decepción salta a la vista, esa tortilla jugosa que recordábamos se había convertido en un pincho compacto aunque con su punto de jugosidad, que lo rescata de incluirlo en nuestro ranking de Megaconstrucciones. La tortilla en su conjunto es aceptable, a la patata le faltaba un punto de fritura y el cuajo de la tortilla estaba lejos de nuestro referente supremo, el Catavinos, pero de sabor estaba correcta.

En su conjunto el resultado fue decepcionante, marcado por una referencia anterior que rozaba el sobresaliente, lo mismo que te pasa cuando ves una película actual de Ridley Scott y acabas pensando que el bueno era Tony.

Aquí os dejamos su facebook por si quereis echar un ojo.

Dirección: Calle Rualasal, 15; Santander

Cantidad: Correcta.
Calidad: aceptable.
Servicio: Rápido y profesional.
Precio:café y pincho 2,60€

Navajeda Sport’s Tavern: Alta tensión

Hemos vuelto en Octubre 2015 y nuestra opinión ha cambiado. La podéis ver en este enlace

Seguimos en búsqueda del elemento dorado del pincho de tortilla mejor elaborado y desde el “imaginario colectivo” (ese bonito eufemismo para enmascarar el “pues yo había oído…”) conocíamos que la taberna “Navajeda Sport’s tavern” solía ofrecer buenos pinchos de tortilla y contundentes por su cantidad. Con estas premisas es difícil que un perolero no se pase para comprobar lo que se dice y poder exponerlo en el blog. Así que allá que nos fuimos para desayunar y empezar la mañana “¡Con mucha marcha!” (Leticia Sabater que estás en nuestra memoria) para tirar todo el día.

La carta de tortillas que tiene es amplia, pero nosotros tiramos por una de las especialidades más comunes por su nombre pero con una variedad de alternativas en su elaboración que parece que en vez de elegir tortilla estamos seleccionado nuestra papeleta para las elecciones. Nunca sabes cual puede ser el menos malo. Estamos hablando del pincho de tortilla “vegetal”. Esta denominación a menudo lleva algún producto de fuera de la huerta que altera el nombre original de plato. Vamos, que al final no el del todo cómo lo que pides, cómo los pliegos de construcción de un teleférico.

Navajeda_tortilla_vegetal

El pincho ni es grande cómo esperábamos (es más un tamaño medio sin ser tampoco una birria) ni está tan bueno cómo habíamos oído. La tortilla en sí está bastante cuajada, tirando un poco a duro tipo “suelo random de cualquier parque de Santander”, y la patata estaba bastante hecha. Si la tortilla no se salva, la boina que lleva encima tampoco pasa el corte. Lo “vegetal” era lo más parecido a un “potito” de Nutriben formado por mayonesa y trozos de lechuga con tomate. Puede incluso que llevase bonito. ¿Y por qué decimos puede?. Pues el motivo es que la tortilla estaba tan salada que romperíamos la maquina anti-doping de la federación de atletismo (y mira que por esa maquina ha pasado de todo) por subida de tensión arterial anormal. La consecuencia es que al final no sabes si llevar anchoa, atún o lascas de sal Maldón. En conclusión, estamos ante una decepción mayúscula. Esperábamos mucho más de este pincho.

Navajeda_tortilla_vegetal_detalle

Para rematar la faena llegó, nunca mejor dicho, el rejón de muerte. El precio del café grande más el pincho llega hasta los 3,10 €. Ya ni queremos calcular el esfuerzo en gasolina por desplazarnos por allí, pero que casi que preferimos no pensarlo. Aquí, al revés que en la noche electoral, no ganan todos. Esperamos que no aprendan de los partidos políticos y renueven la “estructura” de sus tortillas.

Os dejamos su web, facebook y Google +.

Dirección: Av. Marqués de Valdecilla, 159. Soto de la Marina.

Cantidad: Pincho medio. No llega a ser un pincho "godzilla"
Calidad: más "salao" que chiquito de la calzada contando chistes en la feria de Abril.
Presentación: Normal. Llegó compacta la tortilla al plato.
Servicio: Correcto. Nos atendieron bien.
Precio: Lujo. 3,10 € café con leche grande más pincho de tortilla vegetal.

Remigio Sport’s Tavern: tortilla a media luz

A pesar de que no pudimos catar todas las tortillas del concurso oficial elaborado por la Asociación de Hostelería y el Diario Montañés, si que nos hemos jurado intentar conocer las especialidades en este ámbito de los participantes. Por ello (y porque no teníamos muchas ganas de prepararnos el desayuno) apostamos a ir a “Remigio Sport’s tavern”. Un bar con decoración de taberna “irlandesa” que se encuentra en la rotonda de la Albericia. No tendréis perdida de encontrar el bar, su gran fachada verde es lo primero que ves. No es un Bansky pero te sirve para  reconocer el bar.

tortilla_bonito_remigio

Pedimos el pincho de tortilla con bonito y un café. El pincho es grande, no tanto cómo el sumario judicial del caso de corrupción que más os apetezca recordar, pero sirve para tener un decente despertar por la mañana y aguantar hasta la comida. Poco cuajada por el centro y muy hecha por los bordes; por ello la tortilla puede valer para todos los gustos según el nivel de cuajo que tengan.  La capa de bonito y mayonesa estaba bien ,pero igual era un poco excesiva. Habíamos ido a comer tortilla, no una lata de Calvo con mayonesa.  En general satisfechos con la prueba aunque tampoco nos pareció para tirar cohetes.

Detalle_tortilla_remigio

Para finalizar, el ambiente “sport’s tavern” parece que incluye bajada en la factura de la luz. A pesar de ir a las 11:00 de un día soleado el nivel de iluminación dentro era algo oscuro, no tanto para llevar chaleco reflectante pero no luce la tortilla que ofrecen.

Os dejamos su Facebook y Twitter.

Dirección: Calle Lavapies, 2. Santander.

Cantidad: Tamaño suficiente para una persona 
Calidad: Bien pero sin excelencias. 6,5 sobre 10.
Presentación: Normal. No te echa atrás.
Servicio: Simpático y amable. Estaba de buen humor.
Precio: 2,50 € café más pincho. Acorde a la media.

 

Arrabal 11: El pincho Godzilla

Tras establecer nuestro podio oficial 2013/14 de pinchos de tortilla; Catavinos,  Stylo y Davila´s, en esta temporada estamos a la búsqueda de nuevos candidatos que los desbanquen de sus posiciones de privilegio.

Otro pincho clásico de Santander que aún no habíamos catado era el del Arrabal 11.  Así que en una mañana otoñal nos dirigimos a este establecimiento a realizar nuestro ritual de media mañana de café + pincho. En la barra del Arrabal hay distintas variedades de tortilla, y tras una rápida ojeada nos decidimos por el de bonito con mayonesa. y de repente como surgido de las aguas de la bahía de Tokio apareció un Godzila de patata, un monstruo de dimensiones épicas más propio de Crónicas carnívoras que de un bar de Santander.

picnho_tortilla_bonito

 

Pero no es propio de un perolero achatarse ante un plato de comida así que, tenedor en ristre, atacamos ese monstruo de patata y huevo. La tortilla jugosa y con abundante bonito estaba buena, pero no lo suficiente para entrar en nuestro podio. El bonito bastante intenso de sabor resaltaba sobre el resto de los elementos pero sin llegar a integrase dentro del sabor del conjunto y a la patata la faltaba un punto superior de fritura para alcanzar la excelencia del Catavinos.

Nuestro paso por el Arrabal 11 se saldo con una buena nota para su tortilla pero con un claro necesita mejorar para su café.

Dirección: Arrabal, 11, como ya habréis deducido sin necesidad de ser Sherlock Holmes.

Cantidad: para comer una familia
Calidad: buena
Servicio: dispersos
Precio: café y pincho 2,50€

 

I concurso de tortillas de cantabria: Tribunal Popular (hoja 4)

Seguimos con nuestras catas del I Concurso de Tortillas de Cantabria, en este post con la ayuda de una colaboradora muy especial y “fan” de nuestro blog. Ahí va:

Hoy hemos decidido acercarnos y probar el concurso de Tortillas; ante todo quiero mostrar mi descontento, ya que la mayor parte de los participantes no sirven los pinchos en horario de tarde, lo cual ya es un impedimento para la gente que solo puede asistir por la tarde; así que tuvimos que coger el listado de participantes y hacer una pre-selección de los locales que teóricamente servían pinchos también por la noche.

Día 6 / Gambrinus (Avenida de los Castros, 153)

Como andábamos por la zona nos decidimos por ir al Gambrinus, eran las 21 de la noche. Nos acercamos al camarero y le preguntamos por los pinchos de concurso, que en teoría eran dos: Torti pizza con calabaza y bacon y Tortilla de cocido lebaniego.  La cara del camarero fue un auténtico poema, igual que miran las vacas al tren. ¿Tortillas? ¿Concurso? Todavía no ha empezado! A todo esto hay que añadir que tenía el cartel justo detrás :D…

Después de preguntar a un lado y a otro, llegó a la conclusión que sí tenían pincho, en concreto la Torti Pizza de Calabaza y Bacon.  Así que fue lo que pedimos, acompañada de una caña. ¿Qué decir de la torti pizza? Pues que no sorprende en absoluto, es lo que te esperas y un poquito peor; una masa fina y encima una especie de tortilla con trozos de bacon, calabaza y piñones. Estaba seca a más no poder y salada debido al bacon. No se cuanto llevaría hecha pero no era poco la verdad.

tortilla_gambrinus

 

De la de cocido lebaniego ni rastro, aunque se nos había quitado la gana de seguir con la degustación…al menos en este sitio :D…

 

Nota: 4
Precio: 1,50€ pincho (si tienes ganas de tortilla pide cualquier otro de los pinchos que suelen tener en barra que aunque no alcanzan el sobresaliente sí que están bastante mejor que este último. )

Día 7 / Casa Lita (Paseo de Pereda, 37)

Con el mal sabor de boca empezamos a deliberar a qué sitio ir después, (queríamos asegurar algo así que decidimos ir a Casa Lita). Quiero decir que soy una fan incondicional de la marmita, así que no podía dejar de probar la tortilla con la que concursan que es el Tortillaco: Tortilla de Marmita.

Decir a su favor que tenían un montón de pinchos preparados, lo cual nos gustó porque íbamos unos cuantos y no era plan que unos lo probaran y otros no. Así que fuimos a por él. Lo presentan, tal y como podéis ver en la foto, una rodaja de pan y sobre él  un pincho generoso de tortilla con una cobertura por encima de una salsa de marmita y un trocito de bonito pinchado con un palillo.  La foto no es muy buena, perdonad; pero entre que ya le faltaba un trocito por el otro lado y el ansia por probarla…no se puede pedir mucho más.

Tortilla_casa_lita

La tortilla en sí estaba muy rica, con un sabor intenso, la patata jugosa y tampoco le mataba el sabor la salsa ya que no era muy fuerte, a mi me gustó, pero entiendo que no a todo el mundo le gustaría ya que pierde un poco la “esencia” de lo que es la tortilla de patata en sí.

Nota: 8
Precio: 2€ pincho. (Eso siempre bajo mi punto de vista, igual a alguien no le gusta, pero tuvimos muy buen trato por parte del personal y ya solo el mero hecho de encontrarse el pincho preparado y en abundancia nos gustó mucho) :D

P.D.:  Bueno y ya acabo, no sin antes decir que entre el Gambrinus y Casa Lita hicimos una parada técnica en un tercer sitio: El Zacarías. Nos llamó la atención el nombre: La Josefina Siciliano y queríamos ver qué era.

Compartimos un pincho (del que no hay foto), nos pudo la gula y la ansiedad por saber qué escondía la tortilla. Decir que nos gustó y mucho, ¡es de pimientos con anchoas! (muy buenas y nada saladas por cierto, ya que es un género muy peligroso de preparar porque puede salir rana) …. Lo poco que probé le doy un 9  (me gustó mucho la textura de la tortilla y el contraste del sabor con la anchoa). Si vuelvo prometo foto.

I Concurso de Tortillas de Cantabria: Tribunal Popular (Hoja 3)

Continuamos con nuestras catas del I Concurso de Tortillas de Cantabria.

Día 4 / Marca Sports Cafe (Avenida de los Infantes S/N)

Decidimos acudir a este establecimiento en horario seleccionado (10:30), nuevo en el concurso, para probar la especialidad que tenían en la lista de participantes, una tortilla con un buen título, para esos días en los que te puede la pereza y tienes un agujero en el estómago más grande que la contabilidad de las tarjetas de Caja Madrid:

Solicitamos al servicio “La tortilla del concurso” con un café mediano. La respuesta fue servirme un pincho de tortilla de atún con mayonesa. Para qué comentaros más. Eso sí el cartel del concurso ya lo tenían pegado en su local.

Tortilla_Marca_sport_cafe_02

Aún así, fuimos a ver que tal estaba este pincho. Y el resultado es que estaba muy bueno. En la opinión del perolero que lo probó, “estaba en el punto perfecto de cuajo, jugosa, la “boina” de mayonesa y atún no era un pegote que tapaba el sabor de la tortilla, y el pan estaba más que decente”.

Tortilla_Marca_Sport_cafe_01

El café  pasó el corte por los pelos, parecía que en la taza se estaba desarrollando la fiesta de la espuma de “Pachá” pero el sabor estaba por encima de la (baja) media de la ciudad.

Nota: 7,5
Precio: 2,50 pincho + café

Día 5 / El Faro (C/ Faro de Cabo Mayor S/N)

Un establecimiento “casí” más viejo que el propio faro es el bar que está situado en el mismo sitio. Fuimos allí, porque su terraza es una de las mejores de Cantabria por sus vistas y además entraba en el concurso de tortillas de este año:

El título del pincho a concurso no dejaba lugar a dudas de lo que íbamos a comer, así que “pa’lante” y nos pedimos el pincho con su correspondiente café para disfrutar de su terraza. El pincho es un homenaje al “toma pan y moja”. Que desborde de huevina/huevo , cómo se hacen de verdad las tortillas en el norte, incluso llega a ser un poco excesivo. El bonito con mayonesa de tapa de la tortilla estaba bien desmenuzado pero sin estar “atomizado”, cosa que nos gusta.

Tortilla_el_Faro_01

A nosotros, (y en tortillas hay gustos cómo colores) nos gustó, entendemos que haya gente que tenga repelús por este tipo de pinchos poco cuajados, pero a nosotros nos encanta el untar el pan en el plato. El café, estaba decente. Eso sí, el precio no es apto para locales, ya que parece que lo han pensado para los turistas que vienen. Ventajas de estar donde están.

Nota: 8
Precio: 3,20 pincho + café