Archivo de la etiqueta: solomillo

Casi…mira

Aunque en este blog habréis encontrado ejemplos de las tres ‘b’, bueno, bonito y barato, lo cierto es que no es lo habitual. Agradecemos las invitaciones que nos están empezando a llegar para ir aquí o acullá, pero preferimos ir a nuestro aire, sin avisar, y con toda la objetividad que nuestro estado etílico nos permita. Por eso es difícil que un sitio nos convenza al 100%. Siempre hay alguna cosa.

Esta semana os vamos a hablar del Casimira en Santander, situado en la calle Casimiro Sáinz,10.Un bar que ya lo visitamos hace unos meses para comer un buen pincho de tortilla a un precio muy majo.Vaya por delante que en términos generales nos gustó, pero hablemos de los matices que lo alejaron del diez. Y también de sus virtudes, que tiene muchas.

Nos decidimos por compartir cinco de los platos que nos parecieron más sugerentes de su ajustada carta, ni muy grande ni muy pequeña.

Empezamos con una Ensalada de Tomate. De diez. Cuatro rodajotas que troceamos para facilitar su reparto. Muy sabroso, nada de esas bolas de plástico que nos suelen colocar. Bien de carne, y bañado en aceite, con un toque de vinagre de Módena y una discreta pero efectiva cebolla morada que redondeaba el plato. Lo dicho, un diez sin matices.

2015-03-06 22.50.22

Pasamos a las Croquetas de Jamón. Como bien sabéis los que nos seguís con devoción (gracias, gracias) aquí es donde los peroleros no perdonamos una. Si visitamos un sitio y no nos gustan las croquetas tenemos que admitir que perdemos la objetividad.

En este caso hubo debate. No tanto por su interior, delicioso, pero sí por su rebozado. Dos de las 16 (pedimos dos raciones) estaban ‘rotas’ por un rebozado deficiente, producto posiblemente de un punto de calor del aceite más frío de lo debido. Anecdótico, y no las desmerece para ser por méritos del chef en unas croquetas de podio perolero. En lo que sí hubo unanimidad fue en la ración. Eramos cinco personas y nos pusieron 8 croquetas. Vamos a ver, estos detalles hay que cuidarlos. Creemos que en este caso lo correcto es poner 10 y advertir a los clientes de que la ración son 8 por lo que se nos cobrará un pequeño suplemento. Es decir, no pedimos croquetas gratis, sino una ración para que no haya peleas en la mesa, y a fe que entre los peroleros las hubo porque las croquetas estaban muy buenas. Tan es así, que repetimos.

croquetas_jamon_casimira

Seguimos con un Lacón con Queso que fue para los comensales posiblemente la sorpresa más agradable de la noche. El lacón estaba espectacular, tierno, en su punto y el queso fundido era sin duda una pareja de baile ideal, con un toquecito de pimentón que casaba a la perfección. Otro plato que no mereció mayor discusión. De diez.

.2015-03-06 23.11.50

Dimos cuenta también de una ración de Cecina y creemos que fue sin duda el pinchazo de la noche. El sabor era correcto pero no entendemos como se pueden cortar lonchas tan finas. Hubiéramos preferido menos cantidad y mayor grosor. No podemos determinar si la cecina era mejor de lo que nos pareció porque con tan poca sustancia nuestras papilas gustativas no acababan de saber si era chicha o limoná.

2015-03-06 22.50.28

Para cerrar el festival nos decantamos por unos sugerentes Tacos de Solomillo.  Un plato con algunos matices. La carne estaba muy sabrosa, ahí no hubo discusión. Una pena que llegara bastante templada. Creemos que con un punto más de calor el resultado hubiera rozado el 10 sin problemas. La cantidad nos pareció escasilla, pero también es cierto que a cinco terneros como los que se concitaron alrededor de la mesa, todo nos parece poco.

A destacar los pimientitos asados que acompañaron a la carne. Deliciosos. Lo dicho, un plato recomendable.

entrecot_casimira

Para endulzar semejante festival de la sal (no es que la comida estuviera especialmente salada, no es eso) dimos cuenta de tres Tartas de Queso y un Flan.

2015-03-07 00.00.08 2015-03-07 00.00.13

Las tartas de queso muy sabrosas, algo empalagosas quizás, un regusto a leche condensada escondido, pero para los amantes del dulce un postre muy recomendable.

El flan no sabía a flan. No estaba mal, pero sabía raro (más parecido a una “Panna Cotta”). Si váis igual nos sacáis de dudas.

La comida la acompañamos con dos botellas de Luis Cañas (había sed) y unas cervezas muy bien tiradas.En conjunto muy bien… pero nos pareció un poco rejoncito la cuenta final. Casi 27 euros por cabeza.

2015-03-07 00.28.24

En definitiva. Os recomendamos el Casimira. En términos generales nos gustó, pero ojito con lo que pedís que igual la cuenta se os va (tampoco vais a tener que pedir un crédito, que conste).

Os dejamos su web y Facebook.

Dirección: Calle Casimiro Sainz, 10. Santander.

Cantidad: Ajustada. Nosotros pondríamos un poco más de todo.
Calidad: Sí, con algunas momentos muy buenos.
Presentación: Suficiente.
Servicio: Correcto.
Precio: 27€, un poco caro.
Anuncios

In Frutos We Trust

Si hay algo cercano al éxtasis culinario de un buen perolista Casa Frutos en la Vega de Pas es un buen ejemplo. El bueno, bonito, y barato existe.

No es menos cierto que todas las referencias que teníamos eran positivas, y en páginas como Tripadvisor apenas hemos podido encontrar un voto negativo entre un mar de loas y alabanzas sobre todo a la cocina. Si vas de cuchareo, buscas marco incomparable, mantel de cuadros y servicio eficiente sin estridencias, estás en el lugar adecuado.

Pero a lo que vamos porque este post empieza a ser tan empalagoso como un congreso social media, y tampoco es plan.

Nuestro planteamiento fue el de pedir dos entrantes y un plato principal (eramos cuatro personas), regado con Ramón Bilbao y agua (para disimular).

Empezamos con una exquisitas croquetas de jamón. Rebozado correcto, bechamel cremosa y sabrosa, con un tamaño tirando a pequeño pero sin pasarse. Recomendables.

Imagen

Para completar los entrantes apostamos por unas mollejitas rebozadas. La ración era generosa, la textura bastante buena aunque sin llegar a deshacerse en la boca, y quizás estaban un pelín sosas. Si tuvieramos que calificarlas le pondríamos un 7 sobre 10.

Imagen

Con el apetito en plena ebullición entramos en materia, y aquí es donde Casa Frutos empezó a escribir una página inolvidable de cocina tradicional cántabra en su máximo esplendor.

Cocido montañés como el de toda la vida, bien de berza, con la alubia en su punto, quizás corto de morcilla, aunque estaba tan sabrosa que era difícil concentrarse en esos detalles. Cayó el perolo.

Imagen

¿Quieres lechazo? Pues una pieza sabrosa, cocinada en su punto, generosa en su tamaño y nuevamente sin artificios, lo que pone en la carta y punto.

Imagen

El solomillo al queso picón y la pimienta, vuelta y vuelta (tal y como lo pedimos), se derretía en la boca en medio de una explosión de matices carnívoros que hicieron las delicias de los comensales.

Imagen

Y el plato fuerte, la chuleta. De esas que ocupan todo el plato, y de las que está prohibido dejar siquiera los huesos. Difícil elegir cual de los cuatro platos principales estaba mejor.

Imagen

Cuando uno va a estos sitios ya sales mentalizado de casa con que la digestión será larga y dura (como las películas de Nacho Vidal), así que no hay que escatimar calorías. No todos pensamos igual de todas formas, y una perolista se dió de baja en el festín final. Eso sí cayeron tres postres como tres soles. Caseros, potentes y generosos.

Tarta de queso

Imagen

Tarta de queso frito

Imagen

Arroz con leche

Imagen

Todo ello regado con un Ramón Bilbao que cumplió su papel de acompañante y facilitador de la deglución de tanta materia orgánica.

El precio nos pareció más que razonable (90 euros), con un servicio como decíamos al principio eficiente y sin adornos.

Casa Frutos mola.

Dirección: Plaza del Dr. Madrazo, 15; Vega de Pas

Cantidad: No desayunes. Y después date un paseo.
Calidad: Sí.
Presentación: De pueblo, como debe ser.
Servicio: Eficiente.
Precio:sobre 23€ por persona.