Archivo de la etiqueta: Nobrac

Nobrac, el algodón no engaña

Nuestra primera temporada coincidió con la aparición en Santander de un gran número de nuevos locales, por los que tuvimos que pasar por el run run generado alrededor de ellos. Dos de los que más nos llamaron la atención fueron, el Cadelo y el Nobrac. Del Cadelo ya hicimos re-post y ahora era el momento de volver a pasar por el Nobrac…

Tarde de domingo de esas que no sabes muy bien que hacer con tu vida. Lo único que tienes claro es que no quieres cocinar y que cualquier plan que te propongan te va a parecer el mejor del mundo mundial, vamos como si te dicen que ponen a un gorila de consejero de cultura en vez de a Marcano. Así que después  de unas cañas y unas rabas alguien del grupo plantea.. ¿y unas hamburguesa en el Nobrac?. Al resto se nos abre el ojo y sin dudar decimos… “palante”.

Al llegar parece que tenemos suerte y hay una mesa en la terraza. Tras una rápida ojeada a la carta, hay mas hambre que voluntarios para ser consejeros, decidimos pedir unos starters para compartir y una hamburguesa por cabeza.

El primer starter en llegar es una de las novedades de la carta, un fish&chips. Un acierto de primera por parte de la gente de Nobrac al incluir este plato. El pescado viene con un rebozado tipo orly, uniforme y crujiente, que le da al pescado una textura excepcional. Un pescado sabroso que además viene acompañado de una ración generosa de patatas y una mayonesa suave. “Aquí no hacen nada en broma” señala uno de los comensales.

fish&chips-nobrac

El segundo starter fueron unos krunchys, trozos de pollo rebozados con pan rallado y maíz que le daba crujiente al plato. El pollo estaba muy sabroso y viene además acompañado por una salsa de mostaza suave que te deja ganas de bebértela directamente del vasito.

Krunchys-nobrac

En la elección del bocadillo principal hubo menos variedad que en la parrilla de televisión de un sábado por la noche, la Poulet ganó por goleada… La Poulet es una hamburguesa de pollo que viene dentro de un pan brioche acompañada de queso brie, cebolla confitada, espinaca, mostaza y miel. Esta hamburguesa es probablemente la mejor de la carta, aunque la del otro día no fue la mejor que hemos comido en Nobrac.

Poulet-nobrac

El otro bocadillo que probamos fue la Hamburguesa del mes, 2 piezas de 100 gr de carne de ternera acompañada de queso cheedar, mango y salsa de tomate.

hamburguesa-nobrac-santander

La hamburguesa estaba muy buena, la carne en su punto y el mango le aportaba un toque dulzón que resaltaba la carne. El único pero de la hamburguesa, es que no fuese acompañado de un bacon fino y crujiente, por cierto, algo imposible de encontrar en ninguna hamburgueseria de Cantabria.

Pero si pensáis que eso termina aquí es que todavía no habéis descubierto lo gochos que podemos ser… En el postre tuvimos que probar todas las tartas que tenían ese día en el local: brownie con helado, red Velvet y tarta de 3 chocolates.

El brownie bien de cocción, esponjoso y sabroso. El único pero la diminuta bola de helado que lo acompañaba.

brownie-helado-nobrac

La red velvet fue quizá lo más flojo de toda la comida. Sin estar mal se la notaba que no era del día… La que si que estaba realmente buena era la tarta de chocolate, esponjosa y con mucho sabor a chocolate no como esas que hay por algunos locales que lo más cerca que han estado del chocolate es lo mismo que nosotros de ser críticos del País.

tarta-chovolate-nobrac-santander

En definitiva el Nobrac paso de nuevo la prueba del algodón con nota alta. Una de las mejores hamburgués rías de Santander que merece una visita. Aquí su web por si queréis cotillear un poco.

Dirección: Travesía de Río de la Pila, 3; Santander

Cantidad: Bien. Todos los platos son de buen tamaño
Calidad: Muy buena.
Presentación: muy cuqui.
Servicio: siguen siendo gente muy maja.
Precio: Calculad entre 10 y 12€ por persona.
Anuncios

Nobrac, sí o sí

De un tiempo a esta parte vienen abriéndose en Santander locales de lo más interesante: la crujiente, una de las mejores panaderías de la ciudad, el Santa&Co, un cafetería tan interesante como decepcionante, o el Nobrac una hamburgueseria soulfood de reciente apertura en el Río de la pila.

Del Nobrac habíamos oído mucho y todo bueno así que no nos quedaba más remedio que acercarnos a probarlo.

Nada más entrar te sorprende la decoración muy malasañera, tirando a hipster pero divertida y agradable.

nobrac-2
Decoración del Nobrac

Al sentarte en la mesa lo primero que te encuentras es la carta y un papel en el que marcar tu pedido. La carta no es muy amplia pero en nuestra opinión muy completa. Hamburguesas de todo tipo: carnivoras, para vegetarianos o de atún, ensaladas, diversas variantes de patatas fritas y demás platos de comida rápida.

nobrac
Carta del Nobrac

Para nuestra primera visita nos decantamos por probar un poco de todo, así que nos decidimos por una hamburguesa Nobrac, una cuzco, la de 200 gr. C,ómo acompañamiento unas patatas fritas con ketchup y mostaza. No era cuestión de quedarse con hambre.

Lo que llama la atención de las hamburgueas es la calidad del producto que se ve ya en la cuidada selección de panes diferentes que tiene cada una.

hamburguesa-nobrca
Hamburguesa de 200 gr

La hamburguesa de 200 gr es la elección perfecta para los que somos más comilones. Una estupenda pieza de carne de 200 gr en un punto, para mi perfecto, acompañada de tomate, queso y espinacas. Una de las mejores hamburguesas que he comido en Santander, sino la mejor.

La Nobrac nos gusto mucho. De tamaño más pequeño viene con queso de cabra, mermelada de tomate y pimientos, y brotes germinados. El resultado es el mismo, otra excelente hamburguesa de sabor intenso que mezcla lo salado con lo dulce.

En cuanto a la Cuzco destaca por ir con guacamole y su toque picante. Otra estupenda hamburguesa que no te decepcionará.

patatas-fritas-nobrac
Patatas fritas

Las patatas también merecen una mención por su calidad. Nos encontramos con unas patatas caseras de verdad, un producto tan difícil de encontrar en la hostelería cántabra como un político honrado. Las salsas, que son caseras, hay que pedirlas aparte y nosotros nos decantamos por un combo clásico de ketchup, muy bueno y mostaza, para nuestro gusto poco potente.

No pedimos postre por  lo que lo único que os podemos contar es que circulaban por el local una tarta de chocolate y otra de zanahoria con muy buena pinta.

Para despedirnos haremos mención especial al excelente servicio. Gente simpática, atenta, dispuesta a orientar y siempre con una sonrisa.

En definitiva una gran experiencia que repetiremos lo antes posible.

Dirección: Travesía de Río de la Pila, 3; Santander

Cantidad: Si eres comilón tu hamburguesa es la de 200 gr.
Calidad: Buenísimo todo y más a ese precio.
Presentación: muy cuqui.
Servicio: gente muy maja.
Precio: Calcula entre 10 y 12€ por persona.