Archivo de la etiqueta: mejillones

Impredecible Ateka

Va a ser cierto que ya no hay tanta crisis. Haberla “hayla”, pero al menos en determinados días de la semana, sobre todo del fin de semana, no es fácil encontrar mesa sobre todo si vas pensando en llenar el gaznate en los “sospechosos habituales”.

Sí, lo confesamos, no teníamos en nuestro punto de mira el Ateka (adivinad en qué zona de Santander está). Es decir, no era prioritario, aunque uno de nuestros peroleros nos puso sobre aviso en medio de la desesperación “¿por qué no probamos en el Ateka? Estuve hace poco y no os defradurará”.

Media entrada en su pequeño comedor, más comedor de bar que restaurante y bien surtido de motivos racinguistas como las tres camisetas junto a las que comimos.

El planteamiento fue el de ir a dos entrantes, un plato principal cada perolero, y por supuesto, catar los postres.

No os lo vais a creer, sí, pedimos unas croquetas (de jamón). Fueron una sorpresa al menos para quien escribe, que esperando las “típicas” formas se encontró con esta delicatessen alargada, con delicado rebozado, fritura en su punto y suave y deliciosa bechamel.

Si quieres unas croquetonas potentes, vale, no esperas esto. Si quieres unas croquetas más light pero muy bien hechas, debes probarlas.

Croquetas Ateka

Siguiente estación, mejillones en su salsa. Otro clásico.

Mejillones Ateka

Y sí, tenemos que admitir que nos gustaron bastante.

IMG_20160430_151611

El único pero (por poner uno) es que tuvimos que pedir ex profeso una bandeja de pan, que rápidamente inundó de “barquitos” el plato hasta dejarlo como veis sobre estas líneas. Esto sí que es un Mundial de Vela y no… Bueno, sigamos.

Entrando ya en los platos principales uno de los peroleros, enfrascado en una tardía y poco fructífera operación bikini, optó por una ensalada templada de gulas. Realmente fue un plato que no emocionó al fallido proyecto de chulito de playa.  “Comer ensalada para esto”, debió pensar. Bien, no podemos decir nada malo de los ingredientes, la ensalada efectivamente estaba templada pero el conjunto no nos dijo nada especial. Es un plato al que le falta “algo”.

Ensalada de Gulas

Probamos unos espárragos rellenos de jamón gratinados, que tenían un calibre grande, no cómo el revolver de Harry “el sucio”, pero suficiente para poder comerlo en formato de plato único.  La bechamel no estaba quemada, y el jamón combinado con el espárrago resultaban una buena combinación en boca.

Esparragos_ateka

En los postres, la tradicional “tarta de queso” para bajar el peso calórico de la comida estaba bastante sosa y sin gracia, con dos chorrazos de sirope de fresa. No merecía ni la vuelta al ruedo. Silencio entre el respetable.

Tarta_queso_ateka

Os acordáis del de la operación bikini. Pues se pidió una cuajada el chaval. Así que no esperéis una gran parrafada. Una cuajada que sabía a cuajada. Pedimos cuajada y nos dieron cuajada.  Y sí, os lo voy a contar, solamente probé una vez una cuajada casera (esta también lo era) que realmente me pareció algo especial. Era en Unquera y la hacía la suegra del dueño de un restaurante a pie de carretera. Pero eso es otra historia.

Cuajada

Os dejamos su web y Facebook.

Dirección:  Calle repuente N°13, 39012 Santander

Cantidad: Suficiente.
Calidad: Correcta tirando a bien.
Presentación: Irregular. 
Servicio: Eficiente y servicial.
Precio: Ajustado.

 

Anuncios