Archivo de la categoría: Fiestas, eventos y concursos

Guía Perolera de la Feria de Día 2015 (Capítulo II)

Hace ya un tiempo, se publicó la titánica dieta del célebre padre del gonzo, Hunter S. Thompson. Inspirados por su espíritu autodestructivo, cambiamos la droja, los porros y todas esas maravillosas substancias a las que era aficionado,  por los pinchos de la Feria de Día de 2015, donde, ya os hemos contado en la primera entrega, hemos disfrutado de algunas obras maestras del terrorismo gastronómico – seguro que en ISIS hay la tira de vacantes de cocinero, que pena-, salpicadas de honrosas excepciones.

Así que, bien puestos de omeprazol, por vía oral y no nasal, y con el Almax preparado para la noche, nos sacrificamos nuevamente y, continuando con la primera entrega de nuestra Guía, os contamos algo más de la Feria, y donde parar en sus últimos días, que algún sitio merece la pena.

CON BUENA LETRA (Puertochico) Secreto Ibérico lacado con salsa Hoisin

Pues esta cafetería (creemos) debutaba en la feria de día con un pincho de cocina fusión. Parece que habían estado a rueda de las tendencias de los mejores pinchos otros años (vamos, los del Santemar) y se lanzaron a meter la salsa Hoisin. Esta salsa, a nosotros, nos pareció una versión más suave en el sabor que una salsa de soja convencional. El pincho estaba bueno, aunque mejor con un pan tostado que con uno del día anterior. Es reseñable el esfuerzo en la presentación, que aunque lleva tiempo, lo hace mucho más apetecible.

CERVECERÍA CRUZ BLANCA (Pombo) Mini hamburguesa de tudanca con salsa de Tresviso

La concepción del plato (si, otra p… mini hamburguesa) nos metía más miedo que una inspección de Montoro, pero entre el monopolio del pincho-hormigonazo de las casetas de aquel bar cuyo nombre es lo que más le pone a Revilla, a veces tuvimos que ir a por el menos malo. Pero si se usan buenos ingredientes y hay buena ejecución, el pincho de la Cruz Blanca no es igual a las del resto. Pan fresco, carne en su punto y fuerte y salsa de queso en cantidad hacen que sea un bocadillo jugoso y rico. Esta vez, la apuesta  que hicimos, aunque teníamos en contra a más disidentes que Pablo Iglesias en Podemos, fue acertada. No es ni mucho menos de los peores. Eso sí, no busquéis originalidad en la receta.

Casetas Cruz Blanca

PUERTA 23 (Puertochico) Chipirón Ali-oli

Es difícil a veces encontrar la justa medida a la hora de juzgar a los pinchos, ya que depende de con qué los comparemos. Afirmar que pincho del Puerta 23 está por encima de la media  de la Feria nos lleva a concluir que el nivel general no es muy alto. Correcto de temperatura, correcto de textura, correcto ali-oli, y el pan aceptable para haberlo pedido a las tantas de la noche. Eso sí, las medidas son más de tapita que de pincho, pero en eso también anda en la media, así que de nuevo cubren el expediente. En definitiva no es un pincho que ganará concursos pero en el reino de los ciegos…

Casetas Puerta 23

EL PANEL (Pombo) Perrito caliente

Si, la desconfianza era total. El que se haya tajado en Santander durante su adolescencia no olvidará este bar en el que se te pegaban los pies y el vino de coco (en porrón) corría por la barra cómo las cataratas del Niagara.

Pero su perrito (no quisimos saber que llevaba su pincho de feria en forma de tartaleta) ni mucho menos era de lo peor. Un pan que no era Bimbo o sucedáneo, una salchicha gorda, y un ketchup normal. La cantidad era buena para el precio pero no penséis que es una maravilla. Las patatas paja podían usarlas para limpiar el suelo en vez de con azufre, ya que no pintaban nada. En definitiva, en Pombo, como fue en la Porticada, el único perrito que vale es el de la furgoneta (y fe de ello damos con las colas que había).

casetas_panel

 

Como colofón a este desenfreno, una pequeña reflexión final. Este ha sido el octavo año de Feria de Día y, en nuestra opinión, el más pobre: cada vez es más difícil encontrar pinchos que nos hagan disfrutar verdaderamente, y sí más panes duros y viejos, carnes recalentadas, bocados fríos y toda serie de abominaciones gastronómicas. Mención aparte merece la cerveza, esa insípida Amstel, de dificil trago en cuanto sube un par de grados su temperatura de servicio, que no siempre es el mejor. Tres cuartos de lo mismo podemos decir de los vinos. Por eso, no es extraño ver que este año ha habido menos casetas y zonas que nunca -ya no están la plaza de Juan Carlos I o el muelle-, con muchos habituales retirándose del juego. Solo salva a la Feria el hecho de ser una oportunidad excelente para lanzarse y compartir la calle con los amigos y disfrutar del suave verano cantábrico.

Así que si nos ceñimos en lo puramente gastronómico, dudamos que siga otros 8 años esta feria si sigue esta falta de interés de las hostelería por presentar  lo mejor de si mismos. Al final, el consumidor no es tonto y puede que lo otros años era adoración y colas frente a las casetas acaben convirtiéndose en mamotretos en la calle  rechazados por el ciudadano medio.

Anuncios

I concurso de tortillas de cantabria: Tribunal Popular (hoja 4)

Seguimos con nuestras catas del I Concurso de Tortillas de Cantabria, en este post con la ayuda de una colaboradora muy especial y “fan” de nuestro blog. Ahí va:

Hoy hemos decidido acercarnos y probar el concurso de Tortillas; ante todo quiero mostrar mi descontento, ya que la mayor parte de los participantes no sirven los pinchos en horario de tarde, lo cual ya es un impedimento para la gente que solo puede asistir por la tarde; así que tuvimos que coger el listado de participantes y hacer una pre-selección de los locales que teóricamente servían pinchos también por la noche.

Día 6 / Gambrinus (Avenida de los Castros, 153)

Como andábamos por la zona nos decidimos por ir al Gambrinus, eran las 21 de la noche. Nos acercamos al camarero y le preguntamos por los pinchos de concurso, que en teoría eran dos: Torti pizza con calabaza y bacon y Tortilla de cocido lebaniego.  La cara del camarero fue un auténtico poema, igual que miran las vacas al tren. ¿Tortillas? ¿Concurso? Todavía no ha empezado! A todo esto hay que añadir que tenía el cartel justo detrás :D…

Después de preguntar a un lado y a otro, llegó a la conclusión que sí tenían pincho, en concreto la Torti Pizza de Calabaza y Bacon.  Así que fue lo que pedimos, acompañada de una caña. ¿Qué decir de la torti pizza? Pues que no sorprende en absoluto, es lo que te esperas y un poquito peor; una masa fina y encima una especie de tortilla con trozos de bacon, calabaza y piñones. Estaba seca a más no poder y salada debido al bacon. No se cuanto llevaría hecha pero no era poco la verdad.

tortilla_gambrinus

 

De la de cocido lebaniego ni rastro, aunque se nos había quitado la gana de seguir con la degustación…al menos en este sitio :D…

 

Nota: 4
Precio: 1,50€ pincho (si tienes ganas de tortilla pide cualquier otro de los pinchos que suelen tener en barra que aunque no alcanzan el sobresaliente sí que están bastante mejor que este último. )

Día 7 / Casa Lita (Paseo de Pereda, 37)

Con el mal sabor de boca empezamos a deliberar a qué sitio ir después, (queríamos asegurar algo así que decidimos ir a Casa Lita). Quiero decir que soy una fan incondicional de la marmita, así que no podía dejar de probar la tortilla con la que concursan que es el Tortillaco: Tortilla de Marmita.

Decir a su favor que tenían un montón de pinchos preparados, lo cual nos gustó porque íbamos unos cuantos y no era plan que unos lo probaran y otros no. Así que fuimos a por él. Lo presentan, tal y como podéis ver en la foto, una rodaja de pan y sobre él  un pincho generoso de tortilla con una cobertura por encima de una salsa de marmita y un trocito de bonito pinchado con un palillo.  La foto no es muy buena, perdonad; pero entre que ya le faltaba un trocito por el otro lado y el ansia por probarla…no se puede pedir mucho más.

Tortilla_casa_lita

La tortilla en sí estaba muy rica, con un sabor intenso, la patata jugosa y tampoco le mataba el sabor la salsa ya que no era muy fuerte, a mi me gustó, pero entiendo que no a todo el mundo le gustaría ya que pierde un poco la “esencia” de lo que es la tortilla de patata en sí.

Nota: 8
Precio: 2€ pincho. (Eso siempre bajo mi punto de vista, igual a alguien no le gusta, pero tuvimos muy buen trato por parte del personal y ya solo el mero hecho de encontrarse el pincho preparado y en abundancia nos gustó mucho) :D

P.D.:  Bueno y ya acabo, no sin antes decir que entre el Gambrinus y Casa Lita hicimos una parada técnica en un tercer sitio: El Zacarías. Nos llamó la atención el nombre: La Josefina Siciliano y queríamos ver qué era.

Compartimos un pincho (del que no hay foto), nos pudo la gula y la ansiedad por saber qué escondía la tortilla. Decir que nos gustó y mucho, ¡es de pimientos con anchoas! (muy buenas y nada saladas por cierto, ya que es un género muy peligroso de preparar porque puede salir rana) …. Lo poco que probé le doy un 9  (me gustó mucho la textura de la tortilla y el contraste del sabor con la anchoa). Si vuelvo prometo foto.

I Concurso de Tortillas de Cantabria: Tribunal Popular (Hoja 3)

Continuamos con nuestras catas del I Concurso de Tortillas de Cantabria.

Día 4 / Marca Sports Cafe (Avenida de los Infantes S/N)

Decidimos acudir a este establecimiento en horario seleccionado (10:30), nuevo en el concurso, para probar la especialidad que tenían en la lista de participantes, una tortilla con un buen título, para esos días en los que te puede la pereza y tienes un agujero en el estómago más grande que la contabilidad de las tarjetas de Caja Madrid:

Solicitamos al servicio “La tortilla del concurso” con un café mediano. La respuesta fue servirme un pincho de tortilla de atún con mayonesa. Para qué comentaros más. Eso sí el cartel del concurso ya lo tenían pegado en su local.

Tortilla_Marca_sport_cafe_02

Aún así, fuimos a ver que tal estaba este pincho. Y el resultado es que estaba muy bueno. En la opinión del perolero que lo probó, “estaba en el punto perfecto de cuajo, jugosa, la “boina” de mayonesa y atún no era un pegote que tapaba el sabor de la tortilla, y el pan estaba más que decente”.

Tortilla_Marca_Sport_cafe_01

El café  pasó el corte por los pelos, parecía que en la taza se estaba desarrollando la fiesta de la espuma de “Pachá” pero el sabor estaba por encima de la (baja) media de la ciudad.

Nota: 7,5
Precio: 2,50 pincho + café

Día 5 / El Faro (C/ Faro de Cabo Mayor S/N)

Un establecimiento “casí” más viejo que el propio faro es el bar que está situado en el mismo sitio. Fuimos allí, porque su terraza es una de las mejores de Cantabria por sus vistas y además entraba en el concurso de tortillas de este año:

El título del pincho a concurso no dejaba lugar a dudas de lo que íbamos a comer, así que “pa’lante” y nos pedimos el pincho con su correspondiente café para disfrutar de su terraza. El pincho es un homenaje al “toma pan y moja”. Que desborde de huevina/huevo , cómo se hacen de verdad las tortillas en el norte, incluso llega a ser un poco excesivo. El bonito con mayonesa de tapa de la tortilla estaba bien desmenuzado pero sin estar “atomizado”, cosa que nos gusta.

Tortilla_el_Faro_01

A nosotros, (y en tortillas hay gustos cómo colores) nos gustó, entendemos que haya gente que tenga repelús por este tipo de pinchos poco cuajados, pero a nosotros nos encanta el untar el pan en el plato. El café, estaba decente. Eso sí, el precio no es apto para locales, ya que parece que lo han pensado para los turistas que vienen. Ventajas de estar donde están.

Nota: 8
Precio: 3,20 pincho + café

I Concurso de Tortillas de Cantabria: Tribunal Popular (Hoja 2)

Hemos decido dividir todo lo escrito sobre I Concurso de Tortillas de Cantabria en posts que abarquen de 2 días en 2 días para haceros su lectura más ágil.

Empezamos el post de hoy con la primera crítica que ha mandado uno de nuestros lectores, para luego pasar a catar la tortilla de uno de los “templos” de la tortilla en Santander.

Día 3 / Mesón Cantabria, (Travesía del Naval, 12 . Reinosa)

De entre todos los concursos gastronómicos posibles, puede que el de tortilla sea el más duro. ¿Por qué? Porque el rival a batir es la madre de cada uno de los catadores.

Afronto mi visita al ‘Mesón Cantabria’ horas después de haber devorado la tortilla de patata que elabora mi madre, con todo a favor, por lo tanto, para denostar la única propuesta que se presenta en Reinosa al I Campeonato de Cantabria. Champiñones, bacon y alioli le echan a su tradicional tortilla, con la patata cortada en pequeñas láminas y confitada en aceite más que frita. El huevo está cuajado a mi gusto: con el propio calor del interior de la tortilla. Perfectamente ejecutada, quien ha cocinado ésta, se ha currado unos cuantos miles de ellas.

Tortilla_Meson_Cantabria

Vamos con el sabor. Los champiñones no suelen molestarme en las tortillas, en esta tampoco. El bacon sí me parece prescindible, pero tampoco soy fan del grado de grasa que le aporta a las comidas a base de huevo en general. El toque que te hace odiar o adorar a esta propuesta es el alioli. Yo le echo esa salsa a todo lo que pillo, así que no he tenido más remedio que elevarla a los altares de las tortillas terrenales.

Conclusión: si te gusta la tortilla currada, jugosa y con sabor a ajo, te merece la pena venir a Reinosa desde Ramales de la Victoria, Unquera o Bezana.

Nota: 8(sigo en la búsqueda de la tortilla a la que dar un 9 o un 10)
Precio: 2,50 pincho + caña

Día 3 / Cafetería Manila (C/ Colonia de Los Pinares A-5)

Acudimos al “Champions League” de las tortillas, igual no tanto por su calidad, pero si por su popularidad (La escudería “Manila” ha adquirido una moto nueva y hasta una furgoneta) para repartir sus tortillas por la ciudad) a ver este año con qué nos sorprendían. El titulo era muy sugerente, aunque parece plagio de la nueva especialidad de Telepizza.

Tortilla_manila_01

Las “verduritas de temporada” son simplemente setas y pimientos. Y ya, que las temporadas son muy cortas. En este caso, el acompañamiento no iba en forma de “topping” que dirían los modernos, si no que se había mezclado con todos los ingredientes. Esta técnica, aunque original, puede que tenga el riesgo que ocurrió con la cata: a pesar de ser ingrendientes “fuertes” su sabor queda minimizado por el conjunto global de la tortilla.

Tortilla_Manila_02

Respecto al pincho que probamos (¡Aleluya!, un sitio donde nos dieron el pincho del concurso, y encima no los calentaron a gusto) estaba muy seco, y el sabor era cómo el resto de tortillas del año que hace este bar. Así que tampoco podemos destacarlo cómo de los mejores. El café estaba demasiado hecho en la maquina.

Nota: 6
Precio: 2,60 pincho + café

I Concurso de Tortillas de Cantabria: Tribunal Popular

Como creíamos que debíamos ser los primeros en participar de este jurado popular, casi tan teatralizado como el de Tele 5, esta mañana nos acercamos a uno de los establecimientos participantes en el concurso:

Día 1 / Taberna marinera El Machi (Calderón de la Barca 9)

Nuestra llegada se produjo hacia las 10:45 h, indicamos la hora porque creemos que puede ser importante en lo que vamos a contar.

Al entrar,  vemos que en el establecimiento no hay ningún cartel o pegatina que indiquen su participación en el concurso. Nos acercamos a la barra y pedimos un café y  qué nos indiquen de que tienen las tortillas. Para nuestra sorpresa no nos nombran ninguno de los pinchos con los que están suscritos al concurso y nos tenemos que conformar con un pincho de tortilla de patata “clásico”. Creemos que este hecho se puede deber al horario, ya que en la lista de participantes que publica en su web La Asociación de Hostelería de Cantabria, se indica un horario, que aunque no se explica, entendemos que es en el que se oferta la tortilla del concurso.

El_Machi_Tortilla

El pincho tiene un tamaño correcto, lo justo para matar el hambre de media mañana. De sabor está bueno, ya sólo su color y textura nos sirve de referencia para hacernos una idea de la calidad de la materia prima con la que está elaborada. En nuestra opinión demasiado cuajada y eso resta valor a una tortilla que podría ser excelente.

Nota aparte merece el despiste del servicio. Tras indicar por 3 veces que el café que queríamos era mediano se nos planto con un café con leche en taza de desayuno.

Nota: 6,5 
Precio: 2,50 pincho + café

Día 2 / Días de Sur (Hernán Cortés, 47)

Tras el fiasco inicial decidimos darle una segunda oportunidad al “Concurso de Tortillas de Cantabria”. Después de  revisar el listado de locales y “los horarios”, para que no nos sucediese lo mismo que ayer, nos encaminamos al Días de Sur, que “supuestamente participa en 3 categorías: tortilla ecológica, tortilla con y tortilla creativa, y que el horario en la que las puedes pedir es de 9:00 a 13:00 h.

Tortilla_ecologica Tortilla_Creativa Tortilla_con

Una vez dentro nos dirigimos a la barra, donde a un primer golpe de vista, no se divisa ninguna de las tortillas mencionadas. Ante la duda preguntamos y cual es nuestra sorpresa que la camarera no sabe ni cuando empezaba el concurso, ni que tortillas tienen para el mismo, vamos que estaba más perdida que Casillas en un córner. Muy amablemente nos dice que va a preguntar en cocina y se pierde por el fondo de la barra. A su regreso nos cuenta que tienen una con curry pero que es a partir de las 13:00 h. Le preguntamos por “la tortilla ecológica” y nos responde que todas sus tortillas están hechas con productos ecológicos. Ante tal respuesta deducimos que la tortilla normal nos vale pera nuestro valoración de su tortilla. Pedimos café con leche mediano y pincho de tortilla.

El pincho se presenta a modo de tortilla individual. Muy cuqui como todo en el local.

tortilla_Dias_de_Sur

Hasta que partes un cacho….

trozo

Una tortilla de textura arenosa, seca y de poco sabor. Seguro que tanto el huevo, como la patata y la cebolla, provienen de los mejores productores ecológicos, pero el resultado es una mala tortilla al menos para nuestro criterio.

Nota: 3 
Precio: 2,35 pincho + café

Tortilla para todos

Del 8 al 26 de este mes, la Asociación de Hostelería de Cantabria organiza una nueva edición del “Concurso de Tortillas de Cantabria”. Esta edición es la primera que coincide en el tiempo con este blog, así que nos hemos propuesto hacer de jurado paralelo. Para nosotros va a ser imposible poder probar los pinchos de todos los establecimiemtos que se presentan, por lo que se nos ha ocurrido crear el “1º jurado popular blogero colaborativo”, y contar con todos vosotros para cubrir este concurso.

Los que queráis aportar vuestras opiniones sólo tenéis que mandárnosla a elperolo2013@gmail.com . Ese correo debe incluir una pequeña crítica, foto, precio del pincho o pincho + café, si sois como nosotros, y una puntuación del 1 al 10 del pincho que tomasteis.

Gracias a todos y esperamos vuestras aportaciones.

Aquí tenéis la lista con los participantes:

http://www.hosteleriadecantabria.net/noticias/todas/583/43-especialidades-diferentes-participan-en-el-i-concurso-de-tortilla-de-cantabria/

Feria de día 2014: Nuestra hoja de ruta (2º fascículo) – Bonus Track: “Smart WC”

Seguimos con nuestro recorrido por las casetas de Santander. Os pasamos la segunda ronda de sitios que hemos visitado; veréis que hay sitios buenos, aceptables y otros en los que prefieres no haber dicho eso de “quiero el pincho de feria” ya que cuando lo pruebas te sientes más estafado que un accionista de Gowex.

Bar “Cantabria”. Croquetón de Jamón.

(Plaza de Pombo)

Sí, ya sabemos que somos muy pesados con las croquetas, pero algún día lo explicaremos. Por ahora, contaros que el croquetón de jamón del Cantabria es de lo peor que hemos comido en la Feria: blandito el empanado, dura por dentro, un verdadero mazacote sin sabor ni fundamento alguno, imposible de tragar sin la cerveza. Mínimo con tres días de curación, porque aquella verdadera ofensa a lo que es una croqueta no podía ser del día. Difícil distinguirlo de una pelota de goma de los antidisturbios. También tienen rulo de queso de cabra con cebolla caramelizada, que sin estar mal es verdadero epítome de los pinchos aburrido y clónico de estos años de Feria.

Hablando de clónico, os podemos informar que la misma pelota la podéis encontrar en la caseta de “Viva la Pepa” (en la plaza del cuadro) y en Casa Goria (plaza de Pombo).  Pura coincidencia, seguro.

image

“La brocheta”: Cucurucho de pincho moruno y patatas gajo.

(Plaza del Cuadro)

Tuvo gran éxito de público en el pasado año y este repiten. En un cucurucho de papel una brocheta de pollo marinado al curry y unas patatas de acompañamiento. La brocheta está sabrosa y resultona, no son trozos de pechuga del pleistoceno y está jugosilla, con un curry muy agradable y nada empalagoso. Hace falta un poco de pericia para comerla, pero es un pincho muy disfrutable. La media docena de patatas fritas, son de gajo con piel. Nada del otro jueves, pero absorben parte de la grasilla de la brocheta y tienen su gracia. pero entre tanta papa chunga se agradece que hayan ido a la gama alta de los congelados.

cucurucho_labrocheta

“Luzmela”: Mejillones en Escabeche

(Plaza del Ayuntamiento)

Nos ha gustado la caseta del Luzmela. No tiene ningún pincho “premium” pero por lo que hemos catado y visto están por encima de la media. Se lo han currado y es de agradecer.

A sugerencia de uno de sus camareros probamos los mejillones en escabeche. Ración generosa, equilibrada de sabores y que en una tarde de sol de justicia es una buena opción, ya que es un pincho que se toma frío.  Nos pareció correcto.

IMG_20140723_161122

También probamos su fajita de pollo. Es una apuesta segura. La faja está correcta, el pollo un pelín seco y con el picante justo para alegrar el conjunto y de paso animarte a pedir otra caña, si se tercia.

Lo dicho, no es una caseta que vaya a ganar el concurso de pinchos pero es de las más equilibradas en oferta y calidad. Os la recomendamos.

IMG_20140723_161224

Bar “Castilla 23”: Solomillo (ibérico) al Queso Azul

(Plaza del Ayuntamiento)

De la variada oferta de pinchos este fue el único que nos llamo la atención, ya que el resto nos pareció bastante corriente (de batalla). Este solomillo (ibérico) cumplió. Un poco seco, como es lógico en este tipo de carne, compensado por el toque del queso azul (líquido) que le daba la suficiente vida.

IMG_20140723_162152

“Centro Asturiano”: Pulpo a la Vinagreta

(Plaza del Juan Carlos I)

INCLUYE BONUS TRACK – El Smart WC

No teníamos pensado parar en esta caseta porque nos habían llegado referencias de que a pesar de su gran variedad de pinchos cubrían el expediente muy justos… y en algunos casos ni eso.

Lo que es la vida y llevar una perolera muy meona en la expedición cambió totalmente nuestra experiencia en esta zona de casetas. Por si no lo sabéis Santander tiene Smart WC que funciona solo con tarjetas… pero con cualquier tarjeta.

IMG_20140723_164436

Tras unos instantes de desconcierto intentando acceder al WC pagando los correspondientes 30 céntimos, estos eran devueltos sin motivo aparente por la propia máquina. Y allí que apareció un “guaje” que tras la barra de la Caseta del Centro Asturiano hace las veces de Smart WC Guide para turistas despistados.

Nos explicó que no cogía monedas y que lo intentáramos con cualquier tarjeta que tuviera banda magnética (la sanitaria, la de la biblioteca, la de Cortefiel… cualquiera).

Viendo que no nos funcionaba la operación y como tampoco había demasiado público en ese momento salió de la caseta, cogió la tarjeta, la pasó por el lector, tiró de la puerta… y voilá!!!

Agradecidos, no nos quedó otra que jugarnos el tipo en su caseta, con desigual suerte.

El pulpo a la vinagreta bien. Nuevamente, para un día soleado en el que el astro rey aprieta, es una buena elección. Correctos el pan, la vinagreta (pelín aceitosilla) y el pulpo.

IMG_20140723_163956

Y también catamos el que seguramente sea uno de los peores pinchos de feria. Esto sí que es batalla, como la de Covadonga por lo menos. Estando correcto el rebozado, el interior es un engrudo, sin sabor y en el que no podemos adivinar a ciencia cierta qué es lo que estamos comiendo. Es  basto hasta decir basta. Croquetones así alimentan las tesis de aquellos blogueros cortesanos que desprecian croquetas y tortillas. Save the croquetas!!!

IMG_20140723_164112

 “El Desfiladero”: Brocheta de ternera y verduras

(Alameda)

Hola Hotel Santemar, tenéis un serio competidor. Nos ha gustado mucho El Desfiladero. Estando como están en la zona del Alisal (calle de Los Ciruelos) algo que logísticamente seguro que les complica la vida, no han dudado en darlo todo en esta feria.

Junto a nosotros llegó un grupo de peñistas sin comer (eran más de las cuatro) y les ofrecieron marmita “que todavía queda”. Además de los variados pinchos que ofrecían (había de todo) tenían una quesada y una tarta al queso a la vista que eran toda una tentación.

Nos dejamos guiar por la camarera, majísima, que nos dijo que la brocheta era la mejor opción (y según ella la más votada). Estamos de acuerdo, sobre todo porque era ternera muy sabrosa, con el puntito justo de chimi churri (o como cojones se escriba) embadurnando el pan, pimientos del padrón (uno picó y el otro no) y el popular (en casetas) tomate cherry…  ah, y lo que nos enamoró, el toque de Sal Maldón. Así sí.

Un conjunto que lo sitúa en el podio de los mejores pinchos.

IMG_20140723_170119

 

Picos de Europa: Sandwich California

(Plaza Juan Carlos I)

En este caso el establecimiento decidió tirar por lo que más se le reconoce, sus famosos sandwich “California”, en un cuarto de su tamaño como pincho de feria. El que probamos no estaba seco (un milagro a estas alturas de feria), en una ración adecuada y con un sabor que recordaba a aquellas noches “toledanas” en las que el “Picos” abría pronto para poder comerte algo y compensar el exceso de bebidas espirituosas. Haciendo un símil futbolístico, han creado un pincho “cortito y al pie” sin ingenios creativos y sin engañar al personal. Es lo que ves.

California_picos

 

“Gambrinus”: Wrap de pollo.

(Alameda)

El local conocido por sus tortillas tenía una alternativa a su pincho de feria: un “medio” rollo (porque la cantidad era un poco corta) de una especie de ensalada de pollo y jamón york con cuatro trozos de lechuga. El resultado es bastante pobre, pero tranquilos, porque en el último momento antes de pedir, le echamos un “chorrazo” de salsa rosa y a correr.  Ay, cuanto daño estan haciendo los “biberones” de salsas o aceites; exprimes el bote y ya pareces un chef de estrella michelin.  A nosotros nos pareció bastante poco.

Wrap_gambrinus