Flamenquito a media mañana

No, no vamos a hablaros de un restaurante andaluz. Realmente hemos utilizado esa técnica tan de moda en muchos “digitales” (¿?) cántabros de poner un titular de impacto y luego fusilar un teletipo. Pero claro, luego lo hemos pensado mejor y además del titular os contaremos alguna cosa más de ese momento tan especial en nuestras vidas como es el pincho de media mañana.

“Los Flamencos” es un café-bar que está en la calle Alta,  y que nos imaginamos que tiene ese nombre más bien por esas aves que viven plácidamente en el Parque de Doñana, siempre eso sí que no caiga una granizada ciclogénica o que alguna empresa contaminante ejerza de tal y les llene de mierda las lagunas que habitan.

Vaya rollo para hablar de un pincho de tortilla. Vamos al lío. La verdad es que no es un sitio de paso, que te pille a mano en medio de tus gestiones por el centro de Santander. Sin embargo cuando a un perolista le asalta el hambre lo importante es lo importante, y hay que tener prioridades, ergo hay que llenar el buche como sea.

Nos cogió la visita a media mañana, y el local estaba atestado de parroquianos que llenaban tanto la barra como las mesas del exterior. A la vista de los pinchos nos aventuramos a probar uno de tortilla coronado por jamón y queso junto al pertinente café mediano para facilitar la deglución.

IMG_20151014_111614-2

La tortilla, que aunque no lo parezca tenía ya no menos de una hora de vida, cumplía los canones de la belleza perolera. Jugosa, puntillo leve de cebolla, patata en su punto (ni cruda ni pasada de fritura), y quizás, por poner un pero, un pelín salada. Nos gustó.

El pan, del día, ya empezaba a perder la textura crujiente aunque todavía a esa hora era cumplidor. El café, muy bueno. En su conjunto fueron los ingredientes perfectos para que los apenas cinco minutos que empleamos en engullir sólido y líquido fueran más que placenteros.

Y encima todo por 2,20, lo que para la media perolera (2,50) lo sitúa en la órbita de los sitios que merece la pena visitar. A ver, no es una zona típica de picoteo, ni es céntrico del todo, así que realmente si váis es únicamente por probar el pincho. Vosotros mismos, al menos no tendréis que pedir un crédito para pagarlo.

Os dejamos su Facebook.

Dirección: Calle Alta, 48, 39008 Santander, Cantabria

Cantidad: Correcta.
Calidad: Pasa el corte ampliamente.
Presentación: Cumple nuestros cánones.
Servicio: Era hora punta, desbordados.
Precio: Café con pincho 2,20€. Si se puede.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Flamenquito a media mañana”

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s