Sumo, el novato que llego para reinar en el sushi santanderino

Este verano abrió en la C/ Castelar 11 de Santander, epicentro del STVismo, el Sumo, un local de comida japonesa para llevar y de venta de productos japoneses. La marca ya funcionaba con éxito en Bilbao y San Sebastián y ahora parece que ha llegado para triunfar en la Smartcity.

Para escribir este post hemos realizado 2 catas, en la 1ª pasamos por el local y en la 2ª pedimos a través  de Just Eat, el paraíso del vago. De las dos opciones os recomendáremos pasar por el local, ya que podréis componer vuestra propia bandeja por piezas.

Dejémonos de rollos y vamos directo a lo importante, la comida.

El primer plato del que os vamos a hablar son las gyozas, una especies de empanadillas, de la que hemos comido dos tipos; las de cerdo y las de gambas. Ambas resultaron sabrosas e incluso las pedidas a domicilio llegaron calientes. Quizá el defecto es que en la de cerdo no se aprecia apenas el sabor del cerdo.

Gyozas-cerdo

Otro plato que hemos probado han sido los Yakisoba de verduras, un tipo de fideo mas gordo que el spaghetti cocinado con verduras y salsa de soja. El resultado bastante aceptable teniendo en cuenta el tipo de local del que hablamos y lejos de esas parodias que encontramos en los supermercados.

yakisobas-verduras

Y por fin llegamos a lo serio… Uno de nuestros platos japoneses favoritos es el nigiri. En el sumo hemos pedido de atún, de pez limón y de langostino. En los tres casos estaban muy buenos, con el tamaño apropiado y el arroz tibio, algo crucial en este tipo de platos.

nigiri-pezlimonnigiri de atun

Otro de los platos que hemos catado son los urumaki. El urumaki es un tipo de maki que está envuelto por arroz en vez de por alga nori. De estos hemos probado 3: el Robi, compuesto de atún, mayonesa picante, mango, aguacate y pepino. El Robi es genial con esa mezcla del salado del atún, el dulce del mango y el picante de la mayonesa, casi como una canción del verano… Sinceramente buenísimo.

El Naruto, compuesto de pez mantequilla, guindilla dulce, aguacate, trufa y pepino es otro acierto. La combinación de sabores es buenísima y se acentúa con la suavidad del pez mantequilla y la potencia de la guindilla dulce.

Urakami-naruto
El tercero fue el Ebi Fry, langostino en tempura, chipotle, queso, pepino y aguacate por fuera. Este fue el más flojo de los 3 aunque aprueba con nota. Su único defecto es que la tempura del langostino es poco perceptible, casi como la presencia de Rajoy en una cumbre de la UE.

sushi-sumo

El sumo es recomedable al 100% y ahora mismo la mejor opción de comida japonesa de la ciudad. Mucho tendrán que espabilar el Kokoro y cia si no quieren quedar en fuera de juego.

Os dejamos enlace a su web para que podáis consultar su carta y horarios.

Cantidad: los tamaños de las piezas están bien.
Calidad: Notable. Sobresaliente para el Robi.
Servicio: En el local, quitando el cocinero, andan todos más perdidos que Honda en la F1.
Precio: El sushi bueno y barato por desgracia no existe. Los dos pedidos nos han salido a una media de 23€.
Anuncios

2 comentarios en “Sumo, el novato que llego para reinar en el sushi santanderino”

  1. Viendo la calidad del producto del mar disponible aquí, y ahora que puedo comprar provisiones orientales a buen precio en Bilbao, estoy dando los primeros pasos en hacer mi propio sushi (ya hacía tempura y otros platos).

    El empiece no ha salido nada mal …. ¡viva los blogs de cocina en internet!

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s