Anna: comer, beber, amar

Ni te has equivocado de blog, ni somos Carlos Boyero, ni vamos a escribir una crítica de la película de Ang Lee. Hoy os vamos a contar  lo que nos encontramos en el Anna, una cocina elaborada con cariño que se refleja en el resultado de cada plato.

Por situarnos un poco, señalar que el Anna está en la C/ Menéndez Pelayo en lo que toda la vida fue “el Segoviano”, y a su vez, es un spin off, como todos veis series no os explicamos que es, de lo que fue “la Nueva Torruca” sobre el que ya os dimos nuestra opinión.

La decoración es agradable pero sin alardes decorativos, lejos de moderneces y cuqui-moñerias . Tras una ojeada a la carta e intentar memorizar el gran número de platos ofrecidos fuera de ella, todos con precio lo que es fundamental para evitar sorpresa,  nos decidimos por pedir de entrante unas gambas a la plancha, un plato marcado por la calidad de la gamba. Sencillo y sabroso.

gambas-plancha-ann

Para los principales elegimos un Tataki de atún y una paletilla de cordero asada a baja temperatura.

El Tataki, un plato tan sencillo de elaborar como complicado de acertar con el punto exacto. En el Anna acertarón con la precisión de un clavadista de la costa de Acapulco . Una pieza de atún excepcional acompañado de una mayonesa de wasabi, que siendo muy suave, le daba ese punto de fuerza que a todos los que adoramos la cocina japonesa no nos puede faltar nunca. Un plato de sobresaliente.

tataki-atun-anna

La paletilla ya a primera vista llamaba la atención. Se presenta deshuesada y acompañada de una patata asada. La carne estaba tan bien de punto que se deshacía en la boca. Un plato con un sabor intenso a cordero pero a la vez de gusto suave que no resulta para nada pesado, lo contrario que las elecciones catalanas.

paleta-cordero-anna

Ahora os preguntareis por los postres pero en está ocasión tuvimos que pasar aunque nos quede en pendiente una próxima visita para probarlos.

Si tuviésemos que dar nota al Anna, sería sin duda un notable alto pendiente de probar los postres para ver si la nota mejora.

El rango de precio con vino y postre estará entre 35-45 € por persona. Nosotros pagamos 56 € sin postre y bebiendo dos cervezas y dos vinos blancos.

Su web y su FB por si quereís echar un ojo.

Cantidad: correcta hasta para un perolero
Calidad: muy buena. Totalmente recomendable
Presentación: cuidada sin ser rimbombante
Servicio: atento y agradable.
Precio: 30€ por persona aproximadamente.
Anuncios

Un comentario en “Anna: comer, beber, amar”

  1. Quizá me equivocara al pedir, que es perfectamente posible, pero he estado en Anna hace unos días y deja mucho que desear. Quiero volver, para saber si el error fue mío, pero ninguno de los platos alcanzó el notable. Un aprobado y punto 😉

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s