Guía Perolera de la Feria de Día 2015 (Capítulo II)

Hace ya un tiempo, se publicó la titánica dieta del célebre padre del gonzo, Hunter S. Thompson. Inspirados por su espíritu autodestructivo, cambiamos la droja, los porros y todas esas maravillosas substancias a las que era aficionado,  por los pinchos de la Feria de Día de 2015, donde, ya os hemos contado en la primera entrega, hemos disfrutado de algunas obras maestras del terrorismo gastronómico – seguro que en ISIS hay la tira de vacantes de cocinero, que pena-, salpicadas de honrosas excepciones.

Así que, bien puestos de omeprazol, por vía oral y no nasal, y con el Almax preparado para la noche, nos sacrificamos nuevamente y, continuando con la primera entrega de nuestra Guía, os contamos algo más de la Feria, y donde parar en sus últimos días, que algún sitio merece la pena.

CON BUENA LETRA (Puertochico) Secreto Ibérico lacado con salsa Hoisin

Pues esta cafetería (creemos) debutaba en la feria de día con un pincho de cocina fusión. Parece que habían estado a rueda de las tendencias de los mejores pinchos otros años (vamos, los del Santemar) y se lanzaron a meter la salsa Hoisin. Esta salsa, a nosotros, nos pareció una versión más suave en el sabor que una salsa de soja convencional. El pincho estaba bueno, aunque mejor con un pan tostado que con uno del día anterior. Es reseñable el esfuerzo en la presentación, que aunque lleva tiempo, lo hace mucho más apetecible.

CERVECERÍA CRUZ BLANCA (Pombo) Mini hamburguesa de tudanca con salsa de Tresviso

La concepción del plato (si, otra p… mini hamburguesa) nos metía más miedo que una inspección de Montoro, pero entre el monopolio del pincho-hormigonazo de las casetas de aquel bar cuyo nombre es lo que más le pone a Revilla, a veces tuvimos que ir a por el menos malo. Pero si se usan buenos ingredientes y hay buena ejecución, el pincho de la Cruz Blanca no es igual a las del resto. Pan fresco, carne en su punto y fuerte y salsa de queso en cantidad hacen que sea un bocadillo jugoso y rico. Esta vez, la apuesta  que hicimos, aunque teníamos en contra a más disidentes que Pablo Iglesias en Podemos, fue acertada. No es ni mucho menos de los peores. Eso sí, no busquéis originalidad en la receta.

Casetas Cruz Blanca

PUERTA 23 (Puertochico) Chipirón Ali-oli

Es difícil a veces encontrar la justa medida a la hora de juzgar a los pinchos, ya que depende de con qué los comparemos. Afirmar que pincho del Puerta 23 está por encima de la media  de la Feria nos lleva a concluir que el nivel general no es muy alto. Correcto de temperatura, correcto de textura, correcto ali-oli, y el pan aceptable para haberlo pedido a las tantas de la noche. Eso sí, las medidas son más de tapita que de pincho, pero en eso también anda en la media, así que de nuevo cubren el expediente. En definitiva no es un pincho que ganará concursos pero en el reino de los ciegos…

Casetas Puerta 23

EL PANEL (Pombo) Perrito caliente

Si, la desconfianza era total. El que se haya tajado en Santander durante su adolescencia no olvidará este bar en el que se te pegaban los pies y el vino de coco (en porrón) corría por la barra cómo las cataratas del Niagara.

Pero su perrito (no quisimos saber que llevaba su pincho de feria en forma de tartaleta) ni mucho menos era de lo peor. Un pan que no era Bimbo o sucedáneo, una salchicha gorda, y un ketchup normal. La cantidad era buena para el precio pero no penséis que es una maravilla. Las patatas paja podían usarlas para limpiar el suelo en vez de con azufre, ya que no pintaban nada. En definitiva, en Pombo, como fue en la Porticada, el único perrito que vale es el de la furgoneta (y fe de ello damos con las colas que había).

casetas_panel

 

Como colofón a este desenfreno, una pequeña reflexión final. Este ha sido el octavo año de Feria de Día y, en nuestra opinión, el más pobre: cada vez es más difícil encontrar pinchos que nos hagan disfrutar verdaderamente, y sí más panes duros y viejos, carnes recalentadas, bocados fríos y toda serie de abominaciones gastronómicas. Mención aparte merece la cerveza, esa insípida Amstel, de dificil trago en cuanto sube un par de grados su temperatura de servicio, que no siempre es el mejor. Tres cuartos de lo mismo podemos decir de los vinos. Por eso, no es extraño ver que este año ha habido menos casetas y zonas que nunca -ya no están la plaza de Juan Carlos I o el muelle-, con muchos habituales retirándose del juego. Solo salva a la Feria el hecho de ser una oportunidad excelente para lanzarse y compartir la calle con los amigos y disfrutar del suave verano cantábrico.

Así que si nos ceñimos en lo puramente gastronómico, dudamos que siga otros 8 años esta feria si sigue esta falta de interés de las hostelería por presentar  lo mejor de si mismos. Al final, el consumidor no es tonto y puede que lo otros años era adoración y colas frente a las casetas acaben convirtiéndose en mamotretos en la calle  rechazados por el ciudadano medio.

Anuncios

3 pensamientos en “Guía Perolera de la Feria de Día 2015 (Capítulo II)”

  1. Llevo algo mas de un año siguiendo la web y escribo para felicitaros y daros animos a que sigáis mucho tiempo más.
    En cuanto a la feria, decir q o cambian mucho las cosas o no me vuelven a engañar. Estuvimos de casetas por Pombo y Puertochico y el nivel fue (desde mi humilde opinion) bastante decepcionante. Coincido que el pincho de chipiron con allioli fue de los mejores sin ser excelente. El resto d pintxos fritangas (incluyendo alguna hamburguesa con el “rebozado” todo humedo), panes duros y frankfurts .
    Las casetas del puerto y el gyoza del año pasado fueron mucho más satisfactorios.
    Pues eso, que para pagar 2’50 por un mal pintxo y una Amstel mejor pagar un poco mas comer a gusto…

  2. Me encanta la Feria de Día porque me permite ir al resto de bares sin aglomeraciones, en un entorno más cómodo y más higiénico, tomando la cerveza en un vaso de cristal, a una temperatura adecuada y además al mismo precio.
    Por favor, que no acabe nunca!!!

  3. Interesante observación, Cayena.
    También hemos visto que muchos establecimientos, que no participan en la Feria, ponen estos días una oferta de pincho y caña a 2’50, con las ventajas que nos comentas

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s