Gambrinus: Tortilla del norte.

Los días se hacen más largos y cada vez es más necesario, cómo recomiendan nuestros médicos, hacer 5 comidas al día para aguantar toda la jornada. Así que la mejor idea una vez aprendida la teoría es llevarla a la práctica. Y para que no se diga que no seguimos al pie de la letra los consejos de los galenos, mejor sitio cercano a un centro de salud es “Gambrinus”, en la avenida de los castros, para probar sus afamados pinchos de tortilla y verificar si lo que cuentan es cierto, cómo el ABC.

El bar-restaurante era (desconocemos si sigue perteneciendo)  una franquicia de locales de restauración creados por la empresa cervecera Cruzcampo, así que váis a ver hasta en la sopa imágenes del hombre “bonachón” que bebe feliz una jarra de cerveza suponiendo que: A) es del sur de España; o B) no está bebiendo cruzcampo. Aparte, el bar es sitio de peregrinación de jugadores del Racing de Santander. Por ello tiene alguna camiseta de los mismos cómo homenaje. Así que  esperábamos que “Gambrinus” no siguiese el mismo camino del club esta temporada y saliese de la zona de descenso de la clasificación tortillera.

El catálogo de tortillas que puedes pedir va mucho más allá de las clasicas boinas de bonito, jamon y queso o bocas de mar. Además las puedes ver en la misma barra, ya que están todas ellas expuestas (bajo su cubierta protectora, tranquilos enemigos de las bacterias). Nosotros queremos empezar ya nuestra dieta “Detox” así que pedimos un pincho de tortilla vegetal. Sin vergüenza alguna.

Cuando hablamos de pincho “vegetal” nos entra la curiosidad de si han echado una lata de bonito o una loncha de jamón a la cobertura, desbaratando el nombre que se le da a la tortilla, pero bueno si existe el término “inteligencia militar” porque no podemos seguir con el juego de las incoherencias léxicas. En este caso nos la envainamos. El pincho sólo lleva lechuga, tomate natural y un espárrago entero. Aparte, cómo mérito, la lechuga está bastante fresca; a la hora de trocear el plato, la hoja verde triscaba cómo la cadera de un tal Juan Carlos en Bostwana (recuerdos a Zarzuela).

Gambrinus_tortilla_vegetal_

La tortilla en sí estaba buena, igual un pelín poco cuajada, pero ahí ya al gusto de cada uno. Su capa de mayonesa no era tampoco excesiva y el espárrago cómo el tomate hacían buena combinación. Si a esto incluimos que con un café con leche grande sólo (repetimos, sólo) cobran 2,20 €, creemos que en relación calidad/precio “Gambrinus”  está cómo para que sigan abriendo franquicias. Seguramente volvamos a probar su carta o su menú del día, ya que nos informan que está también de rechupete.

Os dejamos su web y ¿página? de facebook.

Dirección:  Av. los Castros, 153, Santander.

Cantidad: Gana por goleada. Grande.
Calidad: Clase media-alta. La tortilla buena, aunque igual con más cuajo iría mejor.
Presentación: Bien. Es un bar por la mañana con movimiento, pero no destrozan el pincho por las prisas.
Servicio: En su punto. Educados, atentos y rápidos.
Precio:  Muy bajo. Pincho más café con leche grande por 2,20 €. Encantados
Anuncios

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s