La Tasca: ¡qué pizza, pibe!

Ante un local como La Tasca uno no sabe si tirar de chiste fácil sobre argentinos e italianos o si es mejor recurrir -una vez más, perdonadnos- al símil musical y decir que en La Tasca comió entre el descaro rockanrolero de Celentano y la fina elegancia de Piazzolla.

La cosa es que La Tasca llevaba ya tiempo en nuestro radar y, un poco a ciegas, al no llevar reserva, nos decidimos a probar. Como el local es de dimensiones muy reducidas -apenas tiene cinco o seis mesas- el sitio está cotizado, así que os recomendamos la reserva. Aun así, tuvimos suerte y nos hicieron un hueco.

La carta no es complicada: unos entrantes, unas tostas y pizzas, la gran especialidad de la casa. Para cerrar, postres y cócteles. Bien, los indecisos necesitamos ayudas como esta.

Directamente pasamos a las pizzas, sin más adorno. Son de buen tamaño (lo que en una franquicia llamarían mediana), suficientes para que un buen perolero quede satisfecho. Por encima de todo desataca una masa, muy fina en general, crujiente y sabrosa en los bordes, con un aroma estupendo, digna de su ciudad italiana favorita (salvo Génova, que gustan allí de masa gruesa).

Pero, además, el relleno en la pizza no desmerece para nada la estupenda base. Una salsa de tomate en el perfecto punto de sazón, junto un buen queso hacía una base que ni la rítmica de los Stones en sus orígenes.   pizza_romana_la-tasca

Por un lado, pedimos una Romana, a la que le sentaban a la perfección alcaparras y anchoas, que sin ser de las más finas no dejaban la boca como si hubiese tomado un chupito de agua de la bahía, sino un suave regusto a todas las porciones. Por otro, la napolitana combinaba bien el jamón con el tomate, muy resultona. Muy buena la idea de poner una rodajas de tomate natural. Jugosa, nada pesada y con un toque de orégano pero sin abusar de ello. Especias, Napoles y abusar; no, no estamos hablando del paso de Maradona por San Paolo. Además, Uno de nuestros acompañantes se inclinó por una cuatro quesos, que probamos, y nos pareció estar en la buena línea de las otras, aunque no catamos lo suficiente como para dar un juicio definitivo.

Pizza_napolitana_la_tasca

Para pasarlas, unos estupendos aperitivos italianos (negroni y spritz) que suben a uno el punto -cuidado si los pedís con el estómago vacío porque no son claritas con limón, precisamente.

apertivos_la_tasca

En definitiva, unas pizzas equilibradas, entre una masa sensacional y un relleno gustoso pero no excesivo (no hay nada peor que una pizza empapada en la grasa del queso)., con un precio de risa (de los 5 euros de la margarita a los 9 de las más barrocas; las nuestras rondaban los 6 euros). Una pena que el local no sea un punto más grande, porque clientela tienen de sobra.

Os dejamos su Facebook.

Dirección: Calle Peña Herbosa, 13. Santander

Cantidad: un tamaño de pizza que satisface al buen perolero
Calidad: nos quitamos el sombrero
Presentación: es pizza, sin misterio
Servicio: atento
Precio: pizza + cóctel sale por unos 10 euritos
Anuncios

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s