Latas Surf House: comida para coger olas

Como el tiempo en verano en Cantabria es más imprevisible que una rueda de prensa con preguntas del presidente del gobierno,  si quieres hacer planes para ir a la playa tienes que decidirlo en el mismo día, levantando la persiana y mirando al cielo como si esperases que cayesen billetes para adivinar si aguanta el día o no.

Por eso el sistema de visita a la playa bautizado por nosotros como “Ola Ola”, es decir, llevar el tupper con la tortilla, el bocata de lomo, la carne con tomate, ensaladilla, nevera con latas de cerveza, la coca cola para los niños, la mesa para sentarse, las sombrillas, un camarero que te sirva, etc, etc… no vale. Aquí se va cuando se puede y gracias si llevas un bocata y agua. Nada de instalar un camping en el arenal.

En la peor de las situaciones, como nos ocurrió, puede ser que no llevemos comida y entonces busquemos algún lugar cerca para comer. Es lo que nos ocurrió en nuestra visita a la playa de Somo. Apretaba el calor, que junto a las ganas de comer, nos hacían buscar un refugio para poder pasar las horas en las que más pegaba el sol. Nos indicaron que cerca del Santuario de Latas había un albergue para surfistas en el que daban comida rápida y barata.

El local, es un establecimiento completo preparado para la gente que le gusta el surf, con playa a dos minutos, y en el que ofrecen packs combinados de clases de surf, actividades de ocio y disfrutar del paisaje. Además, cómo punto a favor, los rotulos y carteles, incluida la carta, están en inglés. Así que “United Kingdom: ten points”.

Sandwich_Latas_surf_house

El bar ofrece comida sencilla: Hamburguesas, Sandwiches, bocadillos y raciones. Para que más complicaciones, si aquí la gente lo que quiere es ir a la playa. Pedimos un sandwich “California” modificado por el propio local, al incluir según la carta “pimientos de la huerta” (una huerta que no vimos, pero bueno vamos a tener más fe que en Pedro Sanchez) acompañada de ración de patatas fritas.

Detalle_sandwich_Latas_ surf _house

El resultado es excelente, un sandwich muy grande, una sábana de pan con su jamón, queso, lechuga, espárragos, bonito (sospechamos que el cocinero echó una lata entera), un huevo frito y los pimientos de la “huerta“. Además las patatas estaban  bien fritas, en dados, nada de congelados, demostrando que no es tan difícil hacer unas patatas fritas. Por último tuvimos la suerte de pillar “terraza” así que nuestra sesión de bronceado continuó durante la comida.

Si alguien echaba en falta algo más en el plato, indicar que nos trajeron un cuenco con monodosis de ketchup, mayonesa  y mostaza para los que les gusten las “guarrindongadas” y la caña que pedimos era de San Miguel, así seguíamos con nuestra dieta de  desintoxicación de la cerveza “Amstel”, monopolio de la birra veraniega en la capital de Cantabria.

El resultado es una buena opción para esos momentos en los que quieres disfrutar del buen tiempo en una terraza y a 5 minutos de la playa, sin meterte un “arponazo” por estar al lado del mar. Seguro que volveremos.

Aquí os dejamos su web, twitter, facebook,

Dirección: Calle Arna, 131, Latas; Somo

Cantidad: Acabas flotando en el agua
Calidad: Mejor que un "chiringuito de playa"
Servicio: Te encuentras a gusto
Precio: No pagas a precio de St. Tropez. Sandwich California con las patatas de acompañamiento más una caña por 8,5 € aprox.
Anuncios

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s