EL BARUCO: Edición especial “Hamburguesa Premium”

Actualización Abril 2016:  Por desgracia “El Baruco de San Martín” ha cerrado. Sus propietarios siguen ofreciendo sus platos en “El Cocinero”, a unos paso del anterior, muy cerca del Palacio de Festivales.

En esta web somos muy “fanérrimos” de conocer lo que pasa en la comunidad bloguera que hay alrededor nuestro, principalmente en Cantabria. Y no podía pasar desapercibido el blog de moda de “El Diario Montañes” llamado “Cantabria de Moda”. Es tan “chupiguay” que parece que te estás comiendo una tarta con fondant todo el rato.  Aparte de visitar comercios de ropa “fashion”,  buscar a la “it girl” local y hacer desfiles entre las pescaderías del Mercado de la Esperanza (el encantador perfume de los verdeles que llegan a puerto) sacaron un post sobre hamburguesas de moda.

Siento decirles si nos leen, que en “El Perolo” ya nos adelantamos y con gran éxito a esta tendencia: desde los locales más en alza cómo Musli o Nobrac hasta los más típicos cómo Casa Cabo. Aún así, nos dieron la idea para repetir (novedad en este blog) a uno de los bares seleccionados: El Baruco de San Martín, justo enfrente del Palacio de Festivales de Santander. La opción del menú especial de hamburguesa está disponible sólo los jueves, aunque el resto de la carta sigue disponible. En este enlace podréis comprobar nuestra opinión sobre el resto del menu.

Acudimos sin reserva, pero aun así el servicio nos buscó una mesa rápidamente para que pudiésemos cenar.  El gerente nos presentó toda la carta y además nos dio las recomendaciones de fuera de carta de una forma detallada, muy simpático y amable. Vamos, un “outsider” en la hostelería regional. Nosotros le preguntamos por la opción de la hamburguesa y rápidamente nos explicó en qué consistía:  Carne de buey del valle de Esla, acompañada de diversos ingredientes según elección del chef, acompañado de una ración de patatas panadera. Además dentro de la opción, una cerveza (tamaño media) de la marca local “La Grua” que además, cómo promoción, te invitan al segundo botellín si lo quieres tomar tras el plato.

En un plazo muy corto de tiempo nos sirvieron, ya que es sorprendente que para un local tan reducido dispongan de un número de camareros amplio (hoy en día se tiende a ahorrar en personal, provocando que esperes más en que te sirvan que en la cola de la cantina de la cárcel) incluyendo en primer lugar la cerveza. Es una cerveza artesanal, Pilsen para los críticos cerveceros (o rubia para los bebedores sin criterio) con un toque amargo, pero sin disgustar al bebedor medio, fresca y con poca burbuja. En definitiva, en un día caluroso puedes tomarte una caja de ellas sin ningún remordimiento. Además al presentarse en tamaño medio, puedes perfectamente acompañarla con la hamburguesa sin necesidad de pedir el segundo botellín que ofrece el local gratuitamente, aunque si deseas mantener tu barriga alejada de “six-packs” y tabletas varias, es obligatorio tomarte la segunda.

IMG_1128

Y llegamos al plato fuerte: La hamburguesa. Presentada con el pan típico de estos platos (lo siento “panarras”) que a la mitad de comerla se rompe, acompañada de tomate, lechuga, cebolla y bacon; además de incluir una salsa de kétchup, pero más suave, parecido a una agridulce más que a  una de tomate frito. Sólo podemos calificar de excelente y maravillosa la carne. Estaba jugosa, en su punto, con un nivel de picado medio, para que aprecies los tropezones de la carne y hecha a la plancha de forma homogénea por todas partes. Después de probarla estamos decididos a ir al valle del Esla y pillar un buey para comérnoslos a dentelladas. Y por este motivo también os podemos afirmar: muerte a la m… de la carne de Kobe.

IMG_1129

Para rematar unas de las mejores hamburguesas que hemos comido según unanimidad de los comensales, pedimos para rematar el postre. “Muerte por frutos rojos” se tenía que haber llamado, aunque el restaurante lo llamó “Consomé de fresas”. Básicamente es una compota con un helado de mango que está cómo para coger al cocinero, subirle a hombros y  dar la vuelta a ruedo. Delicioso, increíble, de vicio.

IMG_1130

Finalmente, llegó la “dolorosa” y tras un arduo debate entre los perolistas, consideramos que la cuenta está al nivel de lo que comimos. El menú hamburguesa + patatas + cerveza (2X1) son 14,50 €. El postre fueron 5 € más. Además cómo detalle se nos incluyó una coca-cola en vez de una cerveza sin coste alguno por petición de un comensal. Por tanto, por 20 € cenamos mucho mejor con un menú más básico que en muchos restaurantes de la región en el que con el mismo precio sales con el estomago (y la cartera) más vacíos.

Dirección: Avenida de la Reina Victoria, 39; Santander

Cantidad: No te quedas con ganas de repetir
Calidad: No recordamos una hamburguesa mejor.
Presentación: De lo mejor visto para servir "fast food"
Servicio: Saben muy bien atender al cliente
Precio: Pagas la calidad que obtienes. Nos parece justo.
Anuncios

Un comentario en “EL BARUCO: Edición especial “Hamburguesa Premium””

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s