Entrecot

Pesadilla en el Museo

El Museo Marítimo de Cantabria es uno de esos lugares con encanto que, además, cuenta en su planta superior con un restaurante con las mejores vistas de la bahía de Santander.

Hace unos días pasamos por allí y vivimos un momento Chicote en vivo y en directo. Para empezar las vistas, su punto fuerte, quedan opacas ante unas ventanas que la última vez que fueron limpiadas la ballena emblema del museo todavía coleteaba.

vistas desde el restaurante del Museo Marítimo

Pero como no sólo de las vistas vive el hombre, nos dispusimos a disfrutar del menú, que por 18 €, constituye la única posibilidad de la carta. Como primer plato me decanté por unas alubias rojas que antes de que llegasen me parecieron de  un acierto  viendo las ensaladas con lechuga iceberg que circulaban ya por la mesa. Y entonces llegaron mis alubias……

Alibias rojas

La primera impresión nada más llegar no fue muy positiva; unas alubias con peor pinta que las próximas primarias del PSOE, y un único y minúsculo trozo de tocino que ya había dejado atrás sus mejores años. El sabor no mejoró el asunto: estaban más saladas que el agua de la bahía que veíamos por la ventana y más ásperas que el culo de un mandril…

Así que todas mis esperanzas de comer algo decente quedaron  depositadas en un valor seguro, el entrecot, ese plato cuyo mayor misterio es que la carne sea buena y que el cocinero lo deje en el punto solicitado.

Entrecot

 

 

 

 

 

 

 

La pieza de carne que me sirvieron había  arado muchos campos antes de llegar a mi plato. Más dura que una piedra y más pasada de punto que Ana Obregón se convirtió en una auténtica tortura para cualquier paladar.

Para rematar esta esplendorosa comida me decante por una supuesta mousse de limón, con aspecto de más bien unas natillas, si no fuera porque de verdad sabía a limón.

mouse de limón

En definitiva una comida que de no ser por la compañía y por la posibilidad de ver el museo que está incluido en el precio hubieses resultado una auténtica pesadilla.

Dirección: San Martin de Bajamar S/N; Santander

Cantidad:demasiado si el único motivo para comerlo era por educación.
Calidad: ¿que es eso?
Presentación: Ahí va que libra
Servicio: Muy amable.
Precio: un atraco teniendo en cuenta que nos debían de haber indemnizado por esa comida.
Anuncios

2 pensamientos en “Pesadilla en el Museo”

  1. Se te olvidó decir que te rebajan el precio de la entrada al pagar el menú, por lo que el precio real de la comida es de 12 € (según la entrada).

    A mí nunca me ha pasado algo así aunque he ido mucho a comer.

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s