Casa Sampedro, el paraíso del congelado.

Andábamos un Viernes noche con cero expectativas de buscar algún sitio. Nuestro “buscador” particular de un sitio bueno, bonito y barato ofrecía menos resultados correctos que las previsiones del gobierno en economía. Al final  alguien pensó y propuso que fuesemos a “Casa Sampedro”, un local veterano de la hostelería cántabra situado en Peñacastillo, a las afueras de Santander.

El restaurante no hace reservas, algo lógico, ya que el bar tenía lleno hasta las terrazas; y eso que corría “la fresca” en el exterior: no hacía falta echar hielos a las bebidas; ya venían con escarcha incluida. Por ello, decidimos esperar cerveza en mano para que nos diesen mesa.  Una vez dentro, nos sentaron en una bonita estancia decorada con objetos vetustos o/y hipsters (un vinilo de Albano y Romina nos observaba cómo comíamos) teniendo que acceder cruzando la barra; el local se aprovecha hasta el último rincón para hacer caja.

La carta está llena de raciones y una pequeña selección de platos individuales. Cómo eramos un grupo numeroso, aunque tampoco muchos cómo para formar un equipo de fútbol, nos tiramos por seleccionar raciones varias.  No teníamos mucha idea de qué pedir, y el servicio ayudaba menos que “Clipo” en un documento en blanco de Word. En primer lugar pedimos los platos que consideramos básicos para calibrar el nivel de la cocina: rabas y croquetas.

rabas-croquetas-casa-sanpedro

Las rabas, las definiríamos cómo “chiclosas”. La fritura estaba buena, pero tampoco es que fueran una maravilla. Aunque veáis en la foto el limón, no se le echó ya que en caso contrario seriamos expulsados del club de puristas de la cocina regional. Las croquetas que pedimos eran de cecina y queso picón. Las de cecina, si las hubiesen puesto un par de minutos más en la freidora hubiese sido perfecto. Lo que ocurrió es que acabamos masticando una bechamel y unos trozos de cecina que parecían piedras. Trozos duros y fríos. Un error de libro en un restaurante. Por otra parte las de queso picón estaban bastante buenas.

Solicitamos luego jijas, tiras de pollo rebozadas y patatas con salsas. Las jijas, saladas (¡Qué noche la de aquel día! y no porque viésemos la pelicula de los Beatles; no paramos de beber agua); las tiras de pollo buenas, destacando la salsa de queso picón. Las patatas, bastas, grasientas y con un pegote de salsas. No tenían ninguna gana en presentar los platos.
patatas-pollo-jijas- casa-sanpedro

A continuación llegó una cecina bastante buena, para hacerte un bocadillo con ella,  y una morcilla de Burgos frita sin ninguna gracia, con una cebolla que más que pasada por la sarten estaba chamuscada. En serio, con la cantidad de comensales que van y la cola que había para sentarse, no les hace falta preparar para nada los platos.  Su idea parece que es la de “soltamos las raciones y que engullan cómo pavos”.

cecina-morcilla-casa-sanpedro

Aunque las fotos que os mostramos están tomadas muy cerca de cada ración; no os engañéis: las raciones son enanas, minúsculas, infantiles. Presentado todo en cazuelitas, platos de postre y otros recipientes salidos de la cocina de “playskool”, tuvimos que pedir una ración extra de setas a la sartén y pimientos del Padrón (que no picó ni uno de los que comimos, sospechoso) para poder decir que habíamos cenado en unas mínimas condiciones.

Algunos nos lanzamos al postre, y cómo anécdota la foto inferior es de un Tiramisú. Si, pensamos lo mismo, que  suerte que  Toto Riina no ha pasado por aquí. Hubiese sido una carnicería.

tiramisu-casa-sanpedroPara resumir, un sitio con fama, siempre lleno y que pensábamos que íbamos a salir satisfechos, acabó convirtiéndose en un local que no recomendamos en absoluto si queréis ir a picar algo. Casi mejor que paréis en el Mc Auto y os llevéis la cena a casa.

Dirección: Calle Adarzo, 94; Santander

Cantidad: Han atomizado las raciones
Calidad: Pasarían el control de calidad de Findus
Presentación: Ganadores del lanzamiento de comida al plato, estilo libre. 
Servicio: No les preguntes sugerencias, no te las van a dar.
Precio: más inflado que la burburja inmobiliaria
Anuncios

16 pensamientos en “Casa Sampedro, el paraíso del congelado.”

  1. Jajaja buenísima entrada y totalmente de acuerdo con todo lo que habéis puesto!

    Para la próxima sí queréis algo de ese estilo y que cumpla las tres “B” tenéis que ir a la Madrileña en Elechas. Estuve ayer y la verdad que me sorprendió muy gratamente! Raciones caseras, abundantes, bien de precio y copas a 3€! ( aunque lo parezca no cobro comisión es sólo que pocos sitios encuentras ya que merezcan la pena…) jajaja un saludo!

    1. Hola Marina,

      Muchas Gracias por la opinión. Nosotros tampoco cobramos comisión ni de los restaurantes a los que vamos (ni de su competencia para ponerlos a caldo).

      Tomamos nota del local que nos comentas en Elechas. No teníamos ni idea de él y además si has escrito a estas horas, las copas no deben causar mucha resaca XD.

      Feliz Fin de semana!

      1. Jajajaja yo soy conductora… así que no pude beber…pero sí que están muy bien preparadas 😀 Tomad nota porque el sitio merece la pena para picar algo 😀

  2. ¡ Que bueno ! yo suelo hacer lo mismo con las rabas y las croquetas, que tambien las uso de indicador “adelantado” de los sitios.
    Os propongo una visita a uno que me ha sorprendido.
    Hace unas semanas recibí la visita de “capitalinos” -ya sabeis, residentes en la capital del reino- y aprovechando que hacia un dia soleado se me ocurrió acercarlos hasta la Arnía para tomar el aperitivo y que disfrutasen de la espectacularidad de nuestra explendida costa.
    Y hete aquí que mientras estabamos aparcando y en vista de la hora que era, decidieron no solo tomar el aperitivo sino tanbien quedarnos a comer.
    El nombre es Arnía Lounge Bar.
    El sitio agradable, con bastante gente en la barra.
    La decoración normal, destaca una amplia terraza cubierta, una zona de juegos para niños y un jardín trasero con muchas posibilidades con buen tiempo.
    A destacar en la barra:
    Las rabas, bien fritas, doradas, crujientes, abundantes y con un toque gracioso de aros de cebolla rebozados.
    Y en la mesa:
    Unas anchoas excepcionales y una lubina salvaje – de 1,5kg aprox – que nos hizo plantearnos repetir en su proxima visita.

    1. Hola “Kioskero”

      Seguro que ya a estas horas estarás con el puesto abierto 😉

      Muchas gracias por tu opinión. En general el apartado “Frituras” demuestra en muchos casos si prefieren tirar a lo fácil y barato (para el hostelero, porque casi siempre el cliente paga mucho más de lo que le sirven) o si prefieren hacer platos esmerados y de calidad.

      Tomamos nota del Arnía Lounge Bar, además ahora que se acerca la Semana Santa y el buen tiempo, parece por lo que nos comentas una muy buena opción.

      Buen finde!

  3. De acuerdo con la crítica a Casa San Pedro. No es lo que era y siento decirlo.
    He descubierto para picoteo y raciones “Al punto” en la calle Vargas, enfrente de la plaza de las cervezas. Es una franquicia y no me esperaba la calidad, precios y amabilidad que encontré. Recomendable sin duda.
    Sábados noche esta a tope

    1. Hola Carlos,

      Nosotros tuvimos la misma sensación. En el recuerdo de todos pensábamos que este sitio era bueno, pero por lo visto siguen viviendo del nombre, y ojo, no les va mal porque cuando fuimos estaba a reventar. Una pena, pero si a ello les basta con ese servicio para hacer caja….

      En principio somos un poco reacios a las franquicias, por un prejuicio de que nos van a servir comida “standard” pero nos gusta que nos invites a ir a este bar si la calidad, precio y servicio es bueno. Tomamos nota,

      Muchas gracias por tu opinión y feliz fin de semana!

  4. Kioskero,

    Hemos seguido tu consejo y hemos pasado por la Arnia. Un buen sitio para picar aunque hemos probado poco para hacernos una idea más completa. Para padres con niños el sitio perfecto.

  5. ¡Absolutamente de acuerdo con los que contáis! Nosotros fuimos hace poquito y nos sirvieron unas rabas penosas, quemadas y fritas con un aceite que tenía más Km que el de mi coche.
    Lo que viene siendo un desastre, vamos…

    Por cierto, no sé por qué nunca me había pasado por vuestro blog y me he enamorado profundamente de vuestra forma de contar las cosas. Hacía falta algo así, fresco, divertido y sin casarse con nadie,de lo otro ya tenemos el cupo cubierto…jajajaja
    Sin duda me quedo con vosotros porque no quiero perder detalle de vuestras andanzas, seguro que me encantará leerlas.
    #TriperosNoGracias

      1. No, por Dios, a ti/vosotros os venero desde ya, a Casa Sampedro la desterré de mi vida hace una ración de rabas por lo menos…jajajaja

        (en serio, me gustáis…¡Mucho!)

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s