Nobrac, sí o sí

De un tiempo a esta parte vienen abriéndose en Santander locales de lo más interesante: la crujiente, una de las mejores panaderías de la ciudad, el Santa&Co, un cafetería tan interesante como decepcionante, o el Nobrac una hamburgueseria soulfood de reciente apertura en el Río de la pila.

Del Nobrac habíamos oído mucho y todo bueno así que no nos quedaba más remedio que acercarnos a probarlo.

Nada más entrar te sorprende la decoración muy malasañera, tirando a hipster pero divertida y agradable.

nobrac-2
Decoración del Nobrac

Al sentarte en la mesa lo primero que te encuentras es la carta y un papel en el que marcar tu pedido. La carta no es muy amplia pero en nuestra opinión muy completa. Hamburguesas de todo tipo: carnivoras, para vegetarianos o de atún, ensaladas, diversas variantes de patatas fritas y demás platos de comida rápida.

nobrac
Carta del Nobrac

Para nuestra primera visita nos decantamos por probar un poco de todo, así que nos decidimos por una hamburguesa Nobrac, una cuzco, la de 200 gr. C,ómo acompañamiento unas patatas fritas con ketchup y mostaza. No era cuestión de quedarse con hambre.

Lo que llama la atención de las hamburgueas es la calidad del producto que se ve ya en la cuidada selección de panes diferentes que tiene cada una.

hamburguesa-nobrca
Hamburguesa de 200 gr

La hamburguesa de 200 gr es la elección perfecta para los que somos más comilones. Una estupenda pieza de carne de 200 gr en un punto, para mi perfecto, acompañada de tomate, queso y espinacas. Una de las mejores hamburguesas que he comido en Santander, sino la mejor.

La Nobrac nos gusto mucho. De tamaño más pequeño viene con queso de cabra, mermelada de tomate y pimientos, y brotes germinados. El resultado es el mismo, otra excelente hamburguesa de sabor intenso que mezcla lo salado con lo dulce.

En cuanto a la Cuzco destaca por ir con guacamole y su toque picante. Otra estupenda hamburguesa que no te decepcionará.

patatas-fritas-nobrac
Patatas fritas

Las patatas también merecen una mención por su calidad. Nos encontramos con unas patatas caseras de verdad, un producto tan difícil de encontrar en la hostelería cántabra como un político honrado. Las salsas, que son caseras, hay que pedirlas aparte y nosotros nos decantamos por un combo clásico de ketchup, muy bueno y mostaza, para nuestro gusto poco potente.

No pedimos postre por  lo que lo único que os podemos contar es que circulaban por el local una tarta de chocolate y otra de zanahoria con muy buena pinta.

Para despedirnos haremos mención especial al excelente servicio. Gente simpática, atenta, dispuesta a orientar y siempre con una sonrisa.

En definitiva una gran experiencia que repetiremos lo antes posible.

Dirección: Travesía de Río de la Pila, 3; Santander

Cantidad: Si eres comilón tu hamburguesa es la de 200 gr.
Calidad: Buenísimo todo y más a ese precio.
Presentación: muy cuqui.
Servicio: gente muy maja.
Precio: Calcula entre 10 y 12€ por persona.

Cualquier tiempo pasado fue mejor. El Oporto

El Oporto es una de las cafeterías de toda la vida de Santander, situada en la C/ Lealtad 20. Para los que ya tenemos una edad siempre será ese bar alargado de aspecto cutre que hacía una de las mejores tortillas de patata de la ciudad caracterizadas por ese toque de picante.

Hace ya unos cuantos años, la cafetería cambio de dueños, se modernizo y en muchos aspectos mejoro; una barra de pinchos atractiva, buen servicio, buen café y un extraordinario café con hielo, pero en otros jamas llegará a la altura de sus predecesores, la tortilla.

El Oporto dispone de una amplia variedad de tortillas y el otro día nos decantamos por el clásico que siempre marco el bar, la tortilla de patata con bonito y mayonesa.

Tortilla-bonito-del-Oporto

Su aspecto en la barra es bueno pero según aparece en el plato va perdiendo su atractivo, como ese bombón que ves de lejos en un bar a altas horas de la madrugada y que según te acercas va perdiendo atractivo hasta convertirse en un orco.

Siendo jugosa, la patata no acaba de estar definida, más parece cocida que frita lo que la hace perder consistencia, sabor y textura. La cantidad de mayonesa es la justa para dar sabor sin restar y se sigue apreciando ese toque picante que siempre caracterizo la tortilla de la casa, pero aún siendo un desayuno aceptable no da el nivel que uno siempre espera cuando en sus recuerdos aparece el antiguo Oporto.

Dirección: Calle Lealtad, 20; Santander

Cantidad: Es un pincho grande que te llenará el deposito para toda la mañana.
Calidad: ni fu ni fa.
Presentación: Pues bueno.
Servicio: Bueno.Gente muy maja.
Precio:no lo recuerdo exactamente pero de lo más barato de la zona.