Thrilla in El Manila

Si hay un debate más duro y encarnizado que un combate de boxeo por el título de los pesos pesados ese es el de la tortilla en Santander. Concursos, premios, opiniones para todos los gustos en una ciudad abiertamente tortillera, donde encontramos desde la sabrosa sencillez blues desnuda de Catavinos hasta el barroquismo de rock progresivo del Bar Juani y sus imposibles coberturas que anuncian un día de sal de frutas.

Hay de todo claro, desde muy malo a muy bueno, donde salen nombres como La Compañía, el Davila’s (del que ya hablamos aqui), Oporto, las múltiples encarnaciones del Quebec, Arrabal 11, y un larguísmo etcétera. Sin embargo, hace pocas fechas, @brunocendon hablaba de la baja calidad de uno de los totems santanderinos, para sorpresa de muchos otros insignes paladares del tuiterío cántabro: el Manila, ganador de múltiples premios.

Aquí mi fusil...
Aquí mi fusil, aqui mi pistola…

Pues allí fuimos dos días seguidos un pequeño comando de perolistas, para comprobar si aquello era posible.

El primer día atacamos la tortilla sola, normal, sin nada encima, que es, en nuestra modesta opinión, como se prueba y se mide la calidad de la tortilla: sin disfraces, a pelo. Y el juicio tiene que ser positivo: razonablemente jugosa, aunque podría estarlo más, pero consistente, sin que se desarmase en el plato o en el tenedor, la patata bien frita y en cachos pequeños, la cebolla discreta al ojo, pero presente en en paladar, con este toque dulce de la que está bien pochada. Una buena tortilla, sin exagerar -no creemos que sea la mejor de nuestra ciudad- pero de calidad, aunque quizá demasiado cuajada para los amantes de la tortilla a la gallega.

MANILA
La tortilla de la discordia

El segundo día probamos con la ya clásica de jamón y queso. Repetimos aquí lo que decíamos de la anterior sobre la tortilla base, sumando que la cobertura era sutil pero se notaba. Solo jamón y queso, sin dos kilos de pseudomayonesa, como acostumbran en algunos lugares para disimular la escasa calidad del elemento primario.

Acompañada de lata de cocacola, 2’70 €; con café 2’50 €, precios en la media santanderina.

En definitiva, una tortilla notable, no excelente.

Su web, en tripadvisor, en foursquare

Dirección: Colonia de Los Pinares A-5 (Bajada de La Encina); Santander

Cantidad: Mediano, ni lo miras con lupa, ni te sorprendes por su tamaño.
Calidad: Notable, pero no excelente.
Presentación: Tortilla y pan, tampoco tiene mucho misterio.
Servicio: Indiferente sin ser borde
Precio: Decente, los hay más caros. Y más baratos.
Anuncios

4 comentarios en “Thrilla in El Manila”

  1. Muy de acuerdo. Para mi es buena pero no la mejor. Tenéis que ir a probar la del Stylo que es la mejor que he probado últimamente.

Dinos algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s